La aterradora lesión de Dak Prescott alarmó a los Dallas Cowboys, quienes aspiraban a trascender en la presente temporada con su mariscal de campo titular.

Pero una fractura de su tobillo derecho apartará de los emparrillados al quarterback por el resto de la campaña. Sufrió la dolencia en el tercer cuarto de la victoria 37-34 sobre los New York Giants el domingo 11 de octubre.

Prescott se despidió de la temporada siendo el líder en yardas por pases (1.856). Al menos lo fue hasta la Semana 5, luego será superado con total seguridad por estrellas como Russell Wilson, Patrick Mahomes o Deshaun Watson.

Ese triunfo ante New York fue la segunda victoria de Dallas en 2020, dejando su récord en 2-3 y en la cima de la frágil División Este de la Conferencia Nacional (NFC), en la que probablemente los Cowboys terminen como campeones de la división y avancen a playoffs. ¿Pero cómo afrontarán al postemporada sin su QB estrella?

 

El panorama de la postemporada

Luego de lesionarse, Prescott fue sustituido por Andy Dalton, quien firmó con los Cowboys por la temporada 2020. De 32 años, está llamado a ser quien tome el puesto de mariscal de campo a partir de la Semana 6.

Comparándolos, Dalton supera a Prescott en experiencia. El colorado tuvo un récord de 70-61-2 en nueve temporadas con los Cincinnati Bengals, a los que llevó a playoffs en cada una de sus primeras cinco temporadas, pero no pudo ganar nunca un juego de postemporada.

Acompañado por el estelar corredor Ezequiel Elliot, los receptores Amari Cooper y CeeDee Lamb, Dallas tendrá opciones a la ofensiva con Dalton como mariscal. El problema, pensando en trascender, pasa por su defensiva.

Los Cowboys, desde la Semana 1 a la 5, permitieron 20 (vs. Rams), 39 (vs. Falcons), 38 (vs. Seahawks), 49 (vs. Browns) y 34 puntos (vs. Giants). En sus dos victorias ante Atlanta y New York, recibió más de 30 unidades. Si quieren avanzar en una hipotética postemporada, el head coach Mike McCarthy y el coordinador defensivo Mike Nolan tienen trabajo por delante, especialmente si los puntos que producía el brazo de Prescott no son los mismos que con Dalton con el ovoide.

¿Qué pasará con el futuro de Prescott?

Dak Prescott tiene la etiqueta de jugador franquicia, y pase lo que pase, este año se embolsillará 31.4 millones de dólares. El problema, incluso, para las dos partes, es que su contrato acaba después de la Semana 17.

La prensa en Dallas maneja el escenario en el que la franquicia le ofrece una segunda etiqueta por 37.7 millones para la campaña 2021, es decir, un aumento de 6.3 millones de dólares. En contra de Cowboys está el hecho que el tope salarial será reducido de casi 200 millones a 175 millones, y ese salario de Prescott significaría un 18.9% de la masa salarial del equipo.

Las otras opciones que al menos por ahora son cuestionables por lo reciente de la lesión del QB, es que los Cowboys lo dejen ir y que entre en la agencia libre sin restricciones, sin compensación directa para la franquicia y tan solo recibiendo una selección del draft 2022 en caso que no contraten a un jugador del mismo valor que Prescott en libertad.

Otra opción sería acordar una extensión de contrato, imposible en los últimos dos años.

Los Cowboys tendrán una temporada 2020 más larga de lo habitual. Dalton podría adaptarse rápidamente al ritmo de la liga, pero su defensiva deja mucho que desear. La próxima semana reciben en Dallas a los Arizona Cardinals, aspirante del Oeste de la NFC.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *