¿No les parece que la arcilla rememora batallas épicas, ruido ensordecedor y un par de gladiadores luchando a muerte? En Roland Garros, sucede algo parecido. Se lucha cada punto, se vive con intensidad cada game, se suda cada set hasta la ultima bola. Al menos en calidad y garra, nada ha cambiado.

Los cuatro mosqueteros de este año, han sido un ejemplo inmejorable de este esfuerzo especial. No han tenido un camino fácil, y aún les falta por recorrer. Estos cuatro se juegan la gloria en el torneo de arcilla más importante del mundo.

«Todos aman a Diego Schwartzman»

El peque no se rinde, no cede, no importa si su rival es uno de los grandes favoritos, no importa si su próximo rival es el mejor jugador de la historia en la superficie, por que ya los venció, a ambos. El argentino será por primera vez en su carrera miembro del top-10, a partir del lunes ocupará el puesto 8 específicamente.

De por sí, esto contempla un logro sin precedentes en su carrera, pero después del maratón de 5 horas y 8 minutos que le costó vencer a Dominic Thiem, nada sería más increíble que derrotar una vez más al rey de la arcilla.

Del otro lado de la red, Rafa, con paso firme y actuaciones solidas, se mira cada día más capaz, no ha cedido un sólo set en el troneo y apenas jugó un tie break en su partido de cuartos ante Sinner. Además, como dato menor, claro, Nadal ha ganado todas las semifinales que ha disputado en Roland Garros, y posteriormente, se ha llevado la Copa de los mosqueteros.

En diez encuentros previos entre el par, el manacorí se llevó nueve. Sin embargo, de algo podemos estar seguros, dejarán el alma en la Philippe Chatrier mañana.

Nole, imparable. Tsitsipas sigue soñando.

Novak Djokovic

Djokovic venía trazando un camino perfecto, hasta que tropezó con Carreño Busta, cuartos de final, y set abajo. Pero, como acostumbra el luchador, se impuso en los siguientes tres sets. Se metió a su décima final de Rolanga, y dejó su floja en 36 victorias, de 37 partidos este año. Mientras tanto, su rival, vino de menos a más, tomó revancha, hizo historia para su país y está hambriento de triunfo.

Stefano Tsitsipas, es el primer griego en alcanzar las semifinales del major francés, lo consiguió después de librar una batalla en primera ronda ante Jaumer Munar, y despachar, entre otros, a Grigor Dimitrov y Andrey Rublev, de quien se vengó por la final perdida recientemente en Hamburgo.

Stefano Tsitsipas en su triunfo de cuartos de Roland Garros.

Frente a frente, el récord entre ambos está nivelado a tres victorias, sin embargo, Nole ha vencido en sus dos duelos en arcilla. Mañana, será el séptimo, y en su caso, también decisivo.

La Copa de los mosqueteros sólo podrá ser alzada por uno, ¿El rey mantendrá extenderá su dominio? ¿Sera retado por un enemigo conocido? o ¿Algún joven osará usurpar el trono? Las emociones están a flor de piel en París, y nosotros lo disfrutaremos con emoción.


Like it? Share with your friends!

Ana Valeria Reyes
Colaboradora en Hispanic Sports Media. El deporte se unió con mi pasión de contar historias, acompáñame en @valedeportes en instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *