Apenas pasaron dos semanas de la temporada regular de la NFL y el hospital ya está lleno y con casos alarmantes, entre ellos, los de Nick Bosa y Saquon Barkley.

El ala defensivo de los San Francisco 49ers y el estelar corredor de los New York Giants se perderán el resto de la campaña. Ambos sufrieron rotura de ligamento cruzado anterior, lo que los alejará de los emparrillados hasta 2021.

Ambas bajas representan terribles noticias en cuanto a lo deportivo para las franquicias, de un lado por lo defensivo y del otro por lo ofensivo.

Pero las de Bosa y Saquon no son las únicas lesiones que se generaron en estas primeras dos semanas de acción. El corredor de los Carolina Panthers, Christian McCaffrey, sufrió un esguince en la parte alta de uno de sus tobillos y, según sus propias palabras, estará fuera de cuatro a seis semanas, «esperando volver antes».

En la liga esperaban que se presentaran lesiones en las primeras semanas de la temporada 2020 porque no hubo partidos de exhibición en la pretemporada, uno de los puntos más preocupantes para los coaches y dueños de equipos. Los juegos de preparación no se realizaron porque el calendario se alteró por la pandemia mundial del coronavirus COVID-19.

Otras lesiones

Además de la lesión de Bosa, 49ers vio como su quarterback Jimmy Garoppolo, el tacle defensivo Solomon Thomas y el corredor Raheem Mostert sufrían dolencias, mucho menos preocupantes que la del defensivo.

De hecho, antes del triunfo ante los New York Jets (31-13), San Francisco no contaba con su ala cerrada George Kittle (torcedura de rodilla), el esquinero Richard Sherman (pantorrilla), el receptor Deebo Samuel (pie) y el ala defensivo Dee Ford (cuello).

Por su parte, los Denver Broncos perdieron por el resto del año al receptor Courtland Sutton (rotura de ligamento cruzado) y por 3-5 semanas a su mariscal de campo Drew Lock.

Los Seattle Seahawks no contarán en 2020 con el profundo Marquise Blair y el linebacker Bruce Irvin, «un gran golpe» según el entrenador Pete Carroll. Los halcones marinos marchan 2-0.

Según el reporte de Uriel Parrilla en AS, fueron más de 30 jugadores los que sufrieron lesiones en la Semana 2 hasta el domingo, sin contar el Monday Night Football. Una auténtica alarma para los equipos de la NFL que pueden llegar mermados al final de la temporada regular y que pudieron sufrir cambios en sus aspiraciones este año.

También puedes leer: Tampa Bay y Brady enseñaron sus armas ante Carolina


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *