¿Desde hace cuando se especula quién será el miembro de la nueva generación que se abra paso entre el “Big three” en un mayor? ¡Han transcurrido años! Y las glorias del pasado siguen tan vigentes como nunca, pero claro, el momento era inevitable. Roger por lesión, Rafa por decisión, Nole por descalificación, la final del Us Open 2020 pertenece a la Next Gen.

Dos promesas que se han convertido en realidades del tenis se juegan todo, dos jugadores completos, versátiles, y lo más importante, sedientos de gloria. Sacha Zverev y Dominic Thiem prometen tenis de alto nivel para mañana. El momento de la nueva generación llegó y nosotros seremos testigos, ahora ¿Quién alcanzará el campeonato?

El principito quiere más

Sascha Zverev
Alezander Zverev al concretar la remontada frente a Carreño.

Nunca había llegado a semifinales de un mayor, tras 1 hora y media ya estaba dos sets abajo, y lucía desdibujado en la cancha. En su carrera, tampoco había remontado tal adversidad. Pero lo logró, después del 3-6, 2-6, ante un Pablo Carreño solido que se vino abajo. Lo siguiente,  6-3, 6-4, 6-3 para el alemán, que parecía no creérselo. Desde 2011, nadie regresaba después de un 2-0 en el Us Open.

El tres veces campeón de torneos Masters 1000 luchó por su puesto, desde el partido de cuartos que ganó en cuatro sets al croata Borna Coric.

Thiem: ¿La cuarta será la vencida?

El austriaco, conoce bien lo que se siente jugar finales de Grand Slam, también, por supuesto, ha vivido el sufrimiento tras la derrota. Esta es la segunda ocasión en el año que alcanza la final de un mayor, hizo lo propio en febrero cuando perdió ante Novak Djokovic el Australian Open en cinco sets.

En la arcilla, su mejor superficie, consiguió dos finales de Roland Garros en años consecutivos, donde fue superado por Rafael Nadal. Esta vez, la cuarta puede ser la vencida, llego a la instancia definitiva después de imponerse con solidez a Daniil Medvedev en tres sets trabajados.

Vino de menos a más, y de qué manera. Su estado físico es inmejorable, la movilidad y rapidez de piernas están a tope, y está alcanzando todas las pelotas. Ante Medvedev, el revés cruzado y el slide fueron su carta de presentación.

Es el mayor objetivo y el mayor sueño que he tenido en mi carrera deportiva durante años, desde el momento en que me di cuenta que quizá pueda lograrlo algún día. Sobre todo desde que jugué mi primera final en Roland Garros 2018.

Sin duda, habrá presión para mí. Al mismo tiempo, intento no pensar mucho sobre ello. Si no sucede de nuevo el domingo, continuaré trabajando y quizá tenga la oportunidad en otro Slam. La  oportunidad es ahora. Lo intentaré todo para conseguirlo.

Domin Thiem sobre la final del domingo.

Frente a frente

Mañana luchan dos estilos, Thiem con un juego profundo, de fondo, el revés a una mano y los efectos como As bajo la manga. Zverev, sólido con su servicio y revés a dos manos. Este par se conoce bien, se han enfrentado en nueve ocasiones y Dominic domina el parcial 7-2.

No tenemos secretos el uno para el otro, hemos jugado tantas veces, también en ocasiones muy especiales. Es una buena rivalidad la que tenemos

Thiem sobre su rivalidad con Zverev

Thiem ha vencido a Sascha 3 ocasiones en pista dura, dos de ella en semifinales, de hecho, se enfrentaron por última vez en busca de un pase a la final del abierto de Australia este año, el austriaco se impuso en cuatro sets por parciales de 3-6, 6-4, 7-6(3), 7-6(4).

En la arcilla la historia no varía, Dominic Thiem se impone al alemán por record de 4-1, sin embargo, Sascha sabe lo que es ganarle una final. En su única victoria sobre Thiem en polvo de ladrillo, en 2018, se coronó campeón del Masters 1000 de Madrid.

A simple vista, la balanza parece recaer sobre Thiem, sin embargo, una final es el perfecto escenario para las sorpresas. Sascha tiene que ser dominante con su servicio y no perder la concentración, Dominic, lucir con el revés y jugar cómodo desde atrás.

Las cartas están sobre la mesa, el Arthur Ashe preparado, para que mañana, desde las 4:00 de la tarde, disfrutemos en la gran final del Us Open un partido de alto calibre. El heredero del big tree en torneos de Grand Slam está por conocerse.


Like it? Share with your friends!

Ana Valeria Reyes
Colaboradora en Hispanic Sports Media. El deporte se unió con mi pasión de contar historias, acompáñame en @valedeportes en instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *