El Milán, uno de los clubes más míticos del fútbol italiano vive horas bajas. El cuadro lombardo intentará volver a lo grande esta temporada de la mano de Stefano Pioli, junto a la dirección de estrategia deportiva de su mítico capitán, Paolo Maldini.

Pretemporada del conjunto Rossoneri

Muy lejos quedaron las noches mágicas de Liga de Campeones donde el Milán era el gran protagonista. Equipos estelares como el de Arrigo Sacchi, Fabio Capello o Carlo Ancelotti (siendo la de Carletto la última época estable de la institución), son solo una sombra de lo que es en la actualidad.

Luego de vagar por varias temporadas en mitad de tabla en la Serie A, parece haber logrado una estabilidad deportiva en esta atípica temporada.

La llegada de Pioli

Después del mal comienzo de temporada de Marco Giampaolo, el club hizo oficial la contratación de Stefano Pioli. Por su parte, la afición, tras el nombramiento del ex técnico de la Lazio, se hizo sentir con la tendencia «#PioliOut».

Luego de un comienzo complicado para Pioli, llegaría el punto de inflexión, la pandemia. El entrenador, por su parte, logró una completa unión en la plantilla que conseguiría el invicto en 12 jornadas después de la pausa.

El equipo de San Siro, obtendría un balance positivo de 9 victorias, 3 empates, 39 goles a favor y 12 en contra, goleadas propinadas a equipos que peleaban el Scudetto, como a Lazio (3-0) y Juventus (4-2). Por lo tanto, tras esta racha, se daría marcha atrás a la llegada del director deportivo Ralf Rangnick. Posteriormente, se ampliaría el contrato de Pioli por dos años más.

Confección de la plantilla

Por su parte, la plantilla tiene la media de edad más baja en su once inicial de toda la liga, con un 23,5. La llegada de Zlatan Ibrahimović (recién renovado por un año más), le agregó esa experiencia que necesitaba una plantilla con jugadores muy jóvenes.

La columna vertebral comandada por Gianluigi Donnarumma en el arco, capitaneada en defensa por Alessio Romagnoli y Simon Kjaer, la sorpresa en la banda izquierda en el campeonato, Theo Hernandez (jugador que más se revalorizó en la Serie A), Ismael Bennacer y Franck Kessié en el medio campo junto con la reciente llegada de uno de los jugadores más prometedores de Italia, Sandro Tonali, hacen ilusionar a la hinchada Rossoneri.

Todo quedará por verse en el club de la ciudad lombarda.

En conclusión; ¿Volverán las noches gloriosas para el Milán?


Like it? Share with your friends!

Diego Avendaño Durán
Redactor de Hispanic Sports Media. Venezolano viviendo en Argentina. @diegoaved en Instagram y Twitter.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *