Real Madrid conquistó La Liga 19-20 este jueves, tras vencer 2-1 al Villarreal con doblete de Karim Benzema.

Los merengues alcanzaron los 86 puntos por 79 del Barcelona, que cayó 2-1 con el Osasuna.

El conjunto de Zinedine Zidane brilló por su contundencia, alzándose con un torneo irregular, debido al parón por el coronavirus. Diez victorias en los últimos diez partidos le hicieron arrebatar la cima a un Barça en dudas y con crisis en el vestuario.

Una piña, dirían en España, fue el elenco merengue. Duro por fuera, imposible de romper en lo defensivo, práctico en lo ofensivo. Se hablará mucho del VAR y las ayudas arbitrales en momentos puntuales, pero nadie puede negar que los blancos fueron los mejores en el torneo.

Cinco nombres propios destacan en este Real Madrid campeón. Vamos a analizarlos.

Zinedine Zidane, el líder del Real Madrid desde el banquillo

Zinedine Zidane.

Once títulos de trece posibles, y contando. Lo de Zinedine Zidane ya es para hacerle un espacio entre los mejores técnicos de la historia. No es un dechado de virtudes al momento de la táctica, pero tiene un toque mágico: saber manejar un vestuario de estrellas. Zizou es el heredero de Vicente del Bosque: subestimado por los medios, maestro y líder entre sus jugadores. Supo desactivar la bomba de las incomodidades de Gareth Bale y James Rodríguez, y las lesiones de Eden Hazard, mantuvo unido y enfocado al grupo. Bastó y ganó.

Casemiro mandó en el mediocampo

Casemiro.

No fue la mejor temporada de Toni Kroos, fue poco lo que se vio de Luka Modric, pero Casemiro siguió rindiendo a lo grande en el mediocampo del Real Madrid. El brasileño se consolida como uno de los mejores en su puesto en el mundo. Jugó 34 partidos, anotando cuatro goles y repartiendo tres asistencias.

Thibaut Courtois, una pared

Thibaut Courtois, el muro del Real Madrid.
Thibaut Courtois.

Disputó 34 partidos, con un promedio de 0.6 goles recibidos por encuentro: el más bajo de La Liga. Además fue el líder en arcos en cero, con 18 en total. Thibaut Courtois llegó con credenciales inmejorables, como el arquero más destacado de Rusia 2018, pero compitiendo en el puesto con el querido Keylor Navas, el sereno portero de las tres Champions consecutivas. Al irse el centroamericano, mostró dudas en su desempeño. Pero todo se borró esta temporada, alzándose como el mejor del año en estadísticas.

El líder del Real Madrid en el campo, Sergio Ramos

Sergio Ramos.

Caudillo. No tiene otra denominación. Impuso orden en la defensa, aportó en el frente con sus goles de penal, dio calma en los momentos difíciles y guio desde el fondo a los suyos. Temporadón para el zaguero andaluz. Metió 10 goles en 34 encuentros y está en la cúspide histórica de los defensores con más goles de La Liga, superando al blaugrana Ronald Koeman con 71 goles por 67 (Fernando Hierro encabeza la clasificación total, pero jugó varias campañas como mediocampista). También sumó 22 penales anotados de forma seguida en todas las competiciones, sumando los de tandas.

Karim Benzema, en el nombre del gol

Karim Benzema.

Si solo hablamos de números, en 36 compromisos anotó 21 goles y repartió ocho asistencias. Suficiente para estar en el tope de esta lista. Pero lo de Karim Benzema va más allá de ello. Fue el mejor delantero centro no solo por marcar, sino por crear juego y ayudar en los espacios, con balón y sin balón. Supo destrabar los partidos complicados con alguna genialidad. Y cuando otros dudaban o desaparecían, allí estaba el buen Karim para resolver. En su puesto es, hoy por hoy, el mejor del mundo.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *