José Andrés “El Brujo” Martínez afronta su primera temporada con el Philadelphia Union en la MLS. El mediocampista marabino de 25 años conquistó un puesto en el once titular de su equipo.

Tras su explosión en el Deportivo JBL del Zulia y el Zulia FC, “El Brujo” ha logrado ganarse al cuerpo técnico de Philadelphia con su sacrificio y espíritu de lucha.

Aunque el coronavirus frenó el desarrollo del torneo durante unos meses, ya se reiniciaron las acciones con el torneo MLS is Back. Philadelphia alcanzó su pase a la segunda ronda, con un Martínez inspirado, derrochando dominio físico en el mediocampo.

“El Brujo” Martínez conversó con HSM Deportes desde Orlando, donde se encuentra con el equipo en el MLS is Back, y habló sobre cómo ha sido la adaptación a su nueva realidad.

-¿Cuáles son sus impresiones en estos primeros meses con el Philadelphia Union?

-Este club es algo diferente, comparado con mis clubes anteriores. Desde que llegué me han ayudado mucho, dentro y fuera de la cancha. Compañeros, cuerpo técnico, trabajadores del club, todos. Estoy muy agradecido con el apoyo que me han brindado.

Se metió lo de la pandemia, es lo que ocurre en todo el mundo. Lo importante es que estuvimos claros y enfocados en lo que estaba sucediendo. Me mantuve bien durante el receso. Aquí estamos. Gracias a Dios me pude ganar el puesto en el equipo, con mi trabajo y sacrificio diario. El cuerpo técnico está contento.

La labor de «El Brujo» Martínez durante el MLS is Back, ayudando a su equipo a avanzar a la segunda ronda.

-¿Qué trabajo le puso a hacer el cuerpo técnico durante la cuarentena?

-El equipo me mandó un plan de trabajo diario. Yo entrenaba aparte, desde las 11:00 de la mañana, con un grupo de compañeros venezolanos. Veíamos un live de un dúo mexicano que entrenaba como si fuera crossfit. Así pude mantener mi contextura física. Yo mantenía la mente despejada cuando hablaba con mi familia y compañeros, con eso me distraía. También despejaba la mente escuchando música.

-¿Y cómo ha sido la adaptación al frío clima de Philadelphia, sobre todo comparado con el de Maracaibo?

-Cuando llegué estaba haciendo tres grados de temperatura. Venía de 32, 35 grados diarios. Nada normal el frío, jaja. Entrenaba todos los días con licras largas, mono, chaqueta, bufanda, guantes. El frío acá es muy fuerte, porque es frío con viento. Es muy difícil, pero así entrenaba. Pude adaptarme, porque yo no vine para acá a pasear, tenía que demostrar lo que traía de la Copa Sudamericana. Gracias a Dios en pretemporada gané la confianza del técnico, y ahora estoy en el once titular.

Para mí, Maracaibo es lo mejor del mundo, pero Estados Unidos es otra cosa, muy avanzado. Te ayuda a estar tranquilo, cómodo. Uno trabaja para eso. Estoy alejado de mi familia en estos momentos, pero los estoy ayudando desde acá. Esa es la meta de todo futbolista.

-¿Qué es lo que más le ha gustado respecto al cambio deportivo?

-En lo deportivo, lo que más me ha sorprendido es que solo vienes a jugar. No te tienes que preocupar por otras cosas, solo en jugar. Es lo importante para un futbolista. Esto no es para que te relajes, sino para que lleguen cosas mejores.

-Acerca de la forma de juego, ¿le han modificado el estilo?

-Llegué acá jugando a un toque para evitar la reacción del contrario. Aquí me cambiaron para jugar a dos toques. Me adapté y gracias a Dios lo pude conseguir. En Zulia yo tenía confianza de ir y venir, pero aquí debo ir menos, porque juegan con un solo ‘cinco’. Tengo que resguardar mi posición. Es un cambio importante.

-¿Conversó con algún otro venezolano antes de llegar a la MLS? ¿Qué le recomendaron?

-Antes de venirme, tres meses antes, conversaba mucho con Jefferson Savarino y Junior Moreno. Con Savarino jugué en las inferiores del Zulia, con Junior compartí poco, porque él se fue a la MLS antes de que yo llegara al club petrolero. Jefferson siempre me dijo que el fútbol acá era muy bueno, que si hacía mi trabajo nadie me diría nada, que aprovechara el momento para mostrar lo que traía. Con Junior hemos coincidido en la misma torre, me veo con él siempre, con Jeizon Chacón, Cristian Cásseres Jr. Nos saludamos de lejos, no podemos compartir mucho. También saludé a Ericson Gallardo.

Con Junior hablé después de que lo expulsaron, y le dije que se había convertido en el ‘Brujo’ y yo en Junior, por la patada que le dio al rival, jaja. Para que Junior dé una patada así, es algo complicado jaja.  

«El Brujo» Martínez estuvo en los tres partidos de la MLS antes del parón por el coronavirus.

-¿Cómo ve al equipo en el MLS is Back?

-Es el regreso de la MLS. Mientras que comiences ganando, tomas confianza. El equipo está metido en el cuento, muy enfocado, con mucho compromiso y unión. Eso nos ayuda a llegar a lo que queremos. Ya clasificamos a los playoffs. Era la meta. Solo hay que seguir trabajando con compromiso y humildad.

-Sobre las precauciones sanitarias en el torneo, ¿cómo ve el protocolo anti coronavirus? ¿Le preocupó en algún momento?

-Aquí nos cuidan más que en nuestra casa. Están muy pendientes de nosotros. Debemos mantener la precaución, no somos unos niños. Tenemos que pensar en nosotros. Con el positivo del DC United, ya de una tomamos precauciones, manteniendo las distancias. ‘De lejitos, de lejitos’, le decía yo a Junior jeje. A Dallas lo enviaron a su casa por el contagio, Nashville está aislado, aunque sigue aquí todavía. Todo por el coronavirus.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *