Cinco años han pasado desde la apertura en contra la corrupción de la FIFA, Estados Unidos mandó toda su caballería para destronar a Blatter junto con sus colegas, pero las imputaciones carecen de pertinencia y las suspensiones favorecen a los malos en esta historia. Michel Platini, leyenda de la selección francesa y mano derecha de Joseph Blatter, se encuentra en aprietos después de que la Justicia Suiza volvió a presionar sobre la acusación de desvío de fondos cual supuestamente había hecho en el 2011.

Es increíble pero solo se le acusa por desviar 2 millones de dólares, cuando la UEFA por sí misma gana 3 billones de euros al año, a esto Platini le llamaría “l’argent facile”, dinero fácil.

Encontrar la justicia por desvío de fondos en Suiza es como si llevaras a un niño a la tierra de nunca jamás con Peter Pan. Pueden pasar años, décadas, y hasta siglos buscando a los corruptores de la FIFA. El ataque era solo para los estadounidenses involucrados, pero se encontraron con los domadores del circo. No importa que los hayan acusado por manipular la votación de Qatar 2022, Rusia 2018, Brasil 2014, tampoco importa que se repartan los derechos de televisión, patrocinadores oficiales, ni equipos de segunda división. Total, es una organización sin fines de lucro, ¿apoco ya se les olvido?

(FILE) A file picture dated 26 August 2007 EPA/LAURENT GILLIERON

Vendedor de pasiones

Qué lo va a asustar al expresidente de la UEFA unos cuantos millones de dólares, el verdadero castigo está en la exposición de cuentas, testimonios, o acciones de Platini. Si eres de los que piensa que no te afecta en nada en tu día a día, vuelvelo a pensar la próxima que vayas al estadio y tengas que pagar el estacionamiento, la entrada, los tragos y comidas que disfrutaras en dicho recinto, y la camiseta que compras todos los años para alentar el amor de tus amores. Verás, la FIFA no vende fútbol, la FIFA vende una pasión inquebrantable que perdura años y se pasa de generacion en generacion. 

No acaba ni empieza con Platini, todo se coagula en las instalaciones de la FIFA, es momento de exigir transparencia y justicia para el bien del fútbol. Desesperadamente tendré que discordar con Maradona, porque la pelota si se mancha y hoy se vuelve a manchar.


Like it? Share with your friends!

Alberto Carrillo
Alberto Carrillo Cortes es un estudiante de lic. en periodismo, actualmente reside en Buenos Aires, Argentina, donde día a día se encuentra con la inquietud de plasmar las historias más relevantes del ámbito deportivo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *