Cuando Jürgen Klopp asumió el timón del Liverpool, los Reds se encontraban en la décima posición de la Premier League.

Para ese entonces, ya tenían 25 años sin ganar la Premier League.

A partir de 2015, el risueño entrenador alemán no solo le ha dado al club red una Champions y una Premier -la ganada este jueves-, sino que lo ha hecho con un fútbol frenéticamente ofensivo.

Un equipo que ha maravillado por la potencia de su ataque, heavy metal puro, filosofía del técnico de gorra y barba que conquistó el corazón de Anfield Road.

“Si los espectadores quieren emociones fuertes, pero tú les ofreces una partida de ajedrez sobre hierba, alguna de las dos partes tendrá que buscarse un estadio nuevo”, expresó.

“Los 60 mil aficionados que llenan las gradas no vienen para pasar el rato. ¡Quieren pasión!”.

Es la rebelión “red” de Klopp.

La evolución de Jürgen Klopp

Klopp, nacido en Stuttgart en 1967, fue un jugador mediocre, un defensor que hizo vida en el Mainz 05 con más pena que gloria.

Sin embargo, la actitud -y no la aptitud- de Klopp ha sido siempre su bandera.

“No logré trasladar al campo lo que ensayaba en mi cabeza. Tenía un talento de tercera división y una cabeza de primera, así que me quedé en segunda”, bromeó.

Se enfocó en su carrera como entrenador, cuando dirigió al Mainz entre 2001 y 2008. Más allá de los logros, la forma de jugar enamoró a más de uno.

Borussia Dortmund lo fichó en 2008, y liderando a una generación de jugadores como Robert Lewandowski y Marco Reus, ganó dos bundesligas, una Copa de Alemania y dos Supercopas.

Nada mal en un torneo históricamente dominado por el Bayern Múnich.

Tras perder la Champions de 2012-13 ante Bayern Múnich, condujo un par de años más a los amarillo y negro, siempre con su impronta ofensiva.

Su hora de gloria en el Liverpool

En 2015, luego de tomarse un año sabático, decidió asumir las riendas del Liverpool.

El club Red no lograba un gran título desde el Milagro de Estambul, la Champions alcanzada frente al AC Milan en penales, tras remontar un 0-3.

Poco a poco ha ido escalando hasta devolver al Liverpool a las primeras planas del fútbol mundial.

Perdió la Champions 2017-18 ante el Real Madrid. Pocos pensaban que volverían a una definición continental, y lo hizo el año siguiente.

En la 2018-19 se alzaron con el título continental, al derrotar en la final 2-0 al Tottenham. La era de Klopp lograba su primer título.

Desde entonces sumaron también el Mundial de Clubes y la Supercopa 2019.

Antes de festejar la Premier obtenida este jueves sin jugar, gracias a la caída del Manchester City 2-1 ante el Chelsea.

Los Reds suman 86 puntos y pelearán hasta el final por romper el récord de 100 puntos instaurado por el Manchester City de Pep Guardiola.

Después de todo, allí está la actitud. En la sonrisa y las ganas de luchar eternas de Klopp, el líder de la rebelión “red”.

“El fútbol del Barcelona es como la música de orquesta, el estilo del Arsenal… pero yo prefiero el heavy metal. Es fútbol de serenidad (el de ellos), y yo quiero fútbol de lucha”. Palabra de Klopp.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *