Si está a tope físicamente, Antonio Brown (31 años) puede hacer de cualquier ofensiva una línea contendiente. Y la de los Seattle Seahawks no sería la excepción.

A los Halcones Marinos, desde que ganaron el Super Bowl XLVIII en 2014 ante los Denver Broncos (43-8), parece que les ha faltado algo para volver a ser tan demoledores como en aquel año.

El propio Russell Wilson, quarterback de la franquicia, le comunicó a dirigentes del equipo a inicios de la offseason que al roster le vendría bien poder ofensivo. Y Seattle ha respondido bien.

Firmaron al ala cerrada Greg Olsen y al receptor Phillip Dorsett. Además, Mike Silver de NFL Network informó hace una semana que los Seahawks le ofrecieron al excorredor de los Atlanta Falcons, Devonta Freeman, un contrato de un año y $3 millones, y se conoce que están en conversaciones para el regreso del veterano corredor Marshawn Lynch y el también running back Carlos Hyde.

¿Cómo entraría Antonio Brown a un equipo que ya se ha reforzado?

El tema Brown

John Clayton de ESPN fue quien explicó y dio detalles sobre la posible llegada de ‘AB’ a Seattle, aparentemente, una expresa solicitud del propio Russell Wilson.

Más allá de sus problemas de conducta y extradeportivos, en el emparrillado Antonio Brown, cortado por Raiders y Patriots hace un año en cuestión de días, representa un plus para cualquier ofensiva. Su potencia, su juego de piernas y su visión de los espacios podría hacer una gran mancuerna con el brazo de ‘Dangeruss’.

Sin contar 2019, temporada en la que solo jugó un compromiso, en siete de nueve campañas, Brown superó las mil yardas, y en tres las 1.500.

Está claro, en cuanto a los corredores, que Seattle quiere a Lynch de nueva cuenta para jugadas cortas y a Freeman y Hyde para atreverse a recorridos largos. Su corredor titular Chris Carson tiene una lesión en la cadera y se desconoce cuando podrán contar con él, y el segundo, Rashaad Penny, se perderá al menos seis semanas por una cirugía.

Los Seahawks tienen a Travis Homer de segundo año y al novato DeeJay Dallas, pero querrían más experiencia en el ataque terrestre.

Con Tyler Lockett, DK Metcalf y las firmas de Olsen y Dorsett, pareciera que Seattle no necesita más opciones para recibir el ovoide. Pero sabemos que ninguno es tan talentoso como Brown, un jugador de siete Pro Bowls en 10 años en la NFL.

Clayton explicó que si Seattle hace una oferta a Antonio Brown, será en julio o agosto. La prioridad de la franquicia este año parecer ser correr más el balón, algo que no es un problema para un mariscal de campo tan completo como Wilson. Pero también es cierto que, si ‘AB’ supera su conflicto con la liga y puede jugar, varios equipos tocarán su puerta.

También puedes leer: El plan de la NBA para finalizar la campaña


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *