El martes se jugará una nueva edición del Klassiker entre el Bayen Munich y el Borussia Dortmund. A falta de 7 para el final, y con 4 puntos de ventaja entre ambos equipos en la tabla, el partido es decisivo de cara a la definición del campeonato. El Dortmund será local, pero no podrá contar con una de las aficiones más influyentes de Europa.

La historia del Klassiker

La rivalidad entre el Bayern y el Dortmund no siempre ha sido tan fuerte como se conoce hoy en día. El Klassiker entre ambos equipos en Bundesliga apenas se dio por primera vez a mediados de los sesenta. Aunque el Bayern siempre ha sido el equipo más importante de Alemania, el Dortmund ha pasado muchos años peleando en la mitad de tabla hacia abajo, incluso con algunos descensos a la segunda división.

Históricamente en Alemania, el Bayern ha tenido más rivalidad con equipos como el Werder Bremen, Borussia Mönchengladbach y Hamburgo. El equipo bávaro durante a finales de los 70s y comienzos de los 80s disputó mano a mano varias definiciones del título con estos equipos. El Hamburgo tenía algo especial para presumir, y es que, hasta el 2018, era el único equipo en Alemania que nunca había descendido a segunda división.

El Klassiker empezó a tomar fuerza desde los 90s, cuando el Dortmund empezó a figurar como un equipo ganador, tanto en Alemania como en Europa. Durante esa década los negriamarillos consiguieron un doblete de Bundesliga y hasta ahora su único título de Champions League. El Dortmund así pasó a ser un equipo que se mantenía en los primeros puestos de la liga.

En la última década la rivalidad ha crecido en cuanto a relevancia, en gran parte debido al éxito del Dortmund. De manera sorpresiva lograron ganar dos ligas seguidas (2011,2012), y le ganaron la final de la Pokal al Bayern por 5-2. Pero el momento más especial en el Klassiker se dio en la final de la Champions League en el 2013, en donde los bávaros ganaron por 2-1, en la primera y única final entre equipos alemanes.

Cómo llegan al Klassiker

El partido del martes promete ser un encuentro de mucha intensidad, como caracterizan los encuentros entre ambos. El Bayern llega líder con 61 puntos, 4 de ventaja sobre el Dortmund. El Bayern llega con una racha de 13 partidos invictos en la Bundesliga, sumando 12 victorias y un empate. Además en esos 13 partidos ha anotado 45 goles, con un promedio de más de 3 goles por partidos.

El Dortmund también viene a un ritmo acelerado, tras comenzar la temporada de manera irregular. Los negriamarillos han ganado 9 de sus últimos 10 encuentros de la Bundesliga, perdiendo solo contra el Leverkusen. Con la victoria buscan ponerse a 1 punto del Bayern y ponerle aún más suspense al cierre de la temporada.

En el Klassiker el foco estará en Erling Haaland y Robert Lewandoswki. El delantero noruego desde que llegó a al Dormund en el mercado de invierno ha sido la principal figura de la Bundesliga. Haaland ha mostrado un olfato goleador que lo coloca como uno de los mejores delanteros del momento.

El delantero del Bayern busca su quinto título de goleo en la Bundesliga. Desde que llegó al conjunto bávaro procedente del Dortmund, el polaco se ha cansado de anotar goles en Alemania. Actualmente es el líder en la clasificación de la Bota de Oro de Europa, distinción que busca ganar por primera vez en su carrera.

Frente a frente

El Bayern domina ampliamente los enfrentamientos en el Klassiker, sobre todo en las últimas temporadas en donde ha conseguido victorias aplastantes contra su máximo rival.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *