El 15 de agosto del 2012 el lanzador venezolano, Félix Hernández, entró en una selecta lista de pitchers con un juego perfecto. Lo hizo en la victoria de los Mariners 1-0 contra los Rays. En ese momento se trataba del juego perfecto número 23 en MLB, y primero de los Mariners.

El partido

El juego se disputó en el Safeco Field, en Seattle. Al partido fueron unas 22 mil personas. Era costumbre que cuando lanzaba Félix Hernández los rivales anotaran pocas carreras. En el roster de los Rays habían jugadores peligrosos al bate como Evan Longoria, Ben Zobrist, Carlos Peña y Sean Rodríguez.

Desde el inicio Félix Hernández se mostró con una buena mecánica en la lomita, con gran control de sus lanzamientos y sacando los outs de manera rápida. Necesitó de 113 pitcheos, número relativamente bajo para tratarse de un juego completo. Estuvo tan dominante que no otorgó ni una sola base por bolas durante el partido.

La única carrera de Seattle llegó en el tercer inning, cuando el compatriota del lanzador venezolano, Jesus Montero, conectó un sencillo para impulsar a Brendan Ryan. Muchas de las salidas de Félix Hernández a lo largo de su carrera se caracterizaron por tener poco apoyo ofensivo por parte de su equipo, lo que lo hacía tener una concentración máxima al momento de lanzar.

Sean Rodríguez era el último bateador que se interponía en la meta de Hernández. Con más de 20 mil aficionados de pie, el venezolano no se puso nervioso, y con su ponche número 12 del día, terminó el partido para así lograr el juego perfecto número 23 en ese entonces, y el primero de un lanzador venezolano en MLB.

Una carrera sobresaliente en Seattle

De las 15 temporadas que Félix Hernández estuvo con Seattle, en 7 el equipo terminó en la última posición de la división. Durante su carrera el pitcher venezolano se ha tenido que exigir al máximo en cada una de sus salidas, debido al poco apoyo ofensivo. Es por esto que el venezolano no pudo alcanzar muchas victorias durante una temporada.

El juego perfecto llegó 2 años después de conseguir el premio de Cy Young. En la temporada 2010 el venezolano no tuvo un récord impresionante (13-12), pero lideró la Liga Americana en efectividad (2.27) y en salidas de calidad (30). Además fue el segundo con más ponches (232) tan solo uno detrás de líder, Jered Weaver. Fue una muestra de cómo ponerse un equipo al hombro, a pesar de sus limitaciones.

El gran esfuerzo físico que tuvo que realizar Félix Hernández por más de una década, hizo que el venezolano bajara el nivel en las últimas temporadas. Todo esto hizo que el rey tomara la decisión de dejar la organización de Seattle, tras 15 años con ellos. En su última apertura cuando salió del montículo todo el Safeco Field se puso de pie para aplaudir a una de sus figuras más influyentes de los últimos años.

Félix Hernández en su último partido con Seattle.

Un 2012 destacado para los venezolanos

La hazaña de Félix Hernández en el 2012 no fue la única alegría para el béisbol venezolano. Un mes antes de su juego perfecto, su paisano Johan Santana también lograba algo impresionante, el primer no-hitter en la historia de los Mets. Fueron dos meses en donde el pitcheo venezolano demostraba que estaba a la altura de los más grandes del momento.

Con el bate también se destacaron los venezolanos, principalmente gracias a Miguel Cabrera. El Tigre de Aragua consiguió ese año la Triple Corona de bateo, y también se llevó el MVP de la Liga Americana. Esto demuestra el nivel que han alcanzado los beisbolistas venezolanos, destacándose en todos los aspectos en la MLB.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *