Después de dos meses sin fútbol por la propagación del COVID-19, finalmente se reanudó la actividad , tras el regreso de la Bundesliga. La jornada del fútbol alemán se jugó sin público y con extremas precauciones sanitarias. El Bayern Munich se mantiene líder, a cuatro puntos del Borussia Dortmund.

La jornada

El regreso del fútbol en Alemania se dio a nueve fechas para finalizar el campeonato. El Bayern Munich visitó al Unión Berlin, con su 11 de gala y con la intención de mantener el liderato. Aunque no fue un partido fácil, logró vencer por 2-0 a sus rivales, con goles de Lewandowski (26 en la liga) y Pavard, quien anotó cuando faltaba poco para terminar el partido.

El partido más atractivo de la jornada era sin duda el Dortmund vs Schalke 04. Uno de los clásicos con más intensidad de Alemania, y que vio como el Dortmund aplastó a sus rivales con un contundente 4-0. Erling Haaland volvió a anotar, demostrando que ni siquiera dos meses de inactividad le ha quitado la puntería. Es la quinta victoria consecutiva del Dortmund en Bundesliga.

El Borussia Mönchengladbach tampoco se quedó atrás y venció al Frankfurt para mantenerse en la pelea por el título, a 6 puntos del Bayern. El Leipzig, por su parte, no fue capaz de vencer de locales al Friburgo y bajó a la cuarta posición a 7 puntos del líder. A falta de ocho jornadas el Bayern Munich depende de sí mismo para poder conseguir su octavo título consecutivo.

Fútbol con sensaciones diferentes

El regreso del fútbol dejó muchas imágenes curiosas y nuevos aspectos de protocolos que no estábamos acostumbrados a ver. Los jugadores no se pueden saludar antes del partido, e incluso durante las celebraciones de los goles tampoco. La Bundesliga anunció que el tema de las celebraciones es una sugerencia, pero que no se va a volver una medida obligatoria que deba ser sancionada.

En el banquillo las cosas también cambiaron. Ahora los jugadores y miembros del cuerpo técnico deben usar la mascarilla en todo momento. En el caso de los médicos también deben usar guantes. Los jugadores no se pueden sentar juntos, sino que deben tener varios asientos de separación. Unas de las imágenes más curiosas fueron las de las entrevistas al final del partido, que se realizaron con amplia separación entre periodistas y jugadores.

El regreso al fútbol también vino con un cambio provisional en las reglas. Ahora los equipos tienen la posibilidad de realizar hasta 5 cambios durante los partidos, esto debido a la cantidad de partidos seguidos que se jugarán. Aunque solo la Bundesliga regresó, se espera que esta medida se implemente hasta fin de año.

Durante la jornada se notó la inactividad que tuvieron los equipos, y las complicaciones físicas que esto podía traer. Hasta 8 jugadores tuvieron lesiones musculares el fin de semana, y esto es algo que los equipos tendrán que trabajar de cara al final de temporada. Las otras ligas de Europa cuentan con la ventaja de tener más tiempo para que sus jugadores se pongan de nuevo en un estado físico óptimo.

Críticas a la Bundesliga

El regreso del fútbol ha sido algo muy aplaudido para muchos, pero también ha recibido críticas en Alemania. Estas vienen sobre todo de una parte de los aficionados, quienes piensan que jugar a puertas cerradas le quita la esencia al fútbol. También criticaron a la liga y a los equipos por poner el dinero por delante de la salud.

Una de las principales preocupaciones es la pérdida económica que le puede generar a los equipos jugar sin público en el regreso del fútbol. Pero en Alemania, además de la taquilla, lo que más peso económico tiene son los ingresos por derechos televisivos. Esta jornada la Bundesliga superó el récord de espectadores, con 6 millones, aprovechando que de las principales ligas europeas, es la única con actividad.

Aunque hay muchos aficionados que no se sienten cómodos con la forma como regresó el fútbol, es algo con lo que se tendrá que convivir por varios meses. Por ahora ninguna liga contempla el ingreso del público a los estadios, lo que ha generado un debate por el tema de los abonos de los equipos. Por otro lado, algunos equipos hasta han decidido poner imágenes de sus aficionados en las sillas de las estadios.

La vuelta de la Bundesliga sirve también como modelo de ejemplo para otras ligas que todavía están decidiendo cómo va a ser la reanudación de las competiciones. Desde el punto de vista del juego, queda claro que se puede seguir viendo un fútbol atractivo, y que los equipos no se toman los partidos como si fuera un entrenamiento a puertas cerradas.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *