Hace un año se disputó uno de los partidos más emocionantes en la historia de la Champions League. En la vuelta de las semifinales, el Ajax empezaba la segunda parte a favor en el global por 3-0. Un hat-trick de Lucas Moura en 45 minutos le dio al Tottenham el pase a su primera final en la competición.

El partido de ida

El primer partido se disputó en el Tottenham Hotspurs Stadium en Londres. Los ingleses venían de eliminar al City en cuartos de final, en un emocionante partido que tuvo que esperar hasta el último instante para que se definiera la eliminatoria. El Ajax venía de demostrar un gran fútbol con una base de jugadores jóvenes, y que habían dejado en el camino al Real Madrid y Juventus.

El partido fue muy equilibrado en todos los aspectos. El Ajax estaba acostumbrado a tener la posesión de la pelota, pero en el partido se repartió el dominio. Los ingleses tuvieron más ocasiones de gol pero no pudieron batir al arquero africano Onana. Los dirigidos por Pochettino no contaban con Harry Kane y el coreano Son, el inglés por lesión y el coreano por acumulación de tarjetas.

Un solitario gol de Donny Van de Beek al minuto 15 le dio el triunfo a los holandeses. Ajax conseguía un triunfo muy valioso y con la ventaja de haber marcado un gol de visitante. Los dirigidos por Ten Hag demostraron una vez más que no le tenían miedo a ningún equipo y que estaban dispuestos a pelear por el título.

La vuelta

Tottenham y su pase a la final.

En el primer tiempo el Ajax mostró un dominio total contra los ingleses, manejando el balón y controlando el juego. Tan solo a los 5 minutos los holandeses se iban a ir al frente con un gol de De Ligt, tras un corner. Con ese gol se eliminaba la opción de un posible tiempo extra.

Tottenham intentó reaccionar, pero a los 35 nuevamente marcó el Ajax, esta vez con gol de Ziyech. El marroquí con un zurdazo afuera en el borde del área colocó el balón en el ángulo, lejos del alcance de Hugo Lloris. Los holandeses extendía la ventaja en el global a 3-0, y obligaban a los ingleses a anotar 3 goles.

El segundo tiempo cambió completamente de dueño, con los londinenses determinados a buscar el resultado. A los 10 minutos de empezar el complemento, el brasileño Lucas Moura descontó para el Tottenham. Empezaron a creer en la remontada, pero con la cautela de que otro gol del Ajax podía ser lapidario.

Apenas cuatro minutos después, tras una jugada con muchas rebotes, Moura volvió a anotar, poniendo al Tottenham a tan solo un gol de la remontada. El Ajax se derrumbaba cuando tenía parecía que tenía todo bajo control y con un buen margen de ventaja en el marcador. La presión les empezó a afectar a los jóvenes jugadores del equipo de Amsterdan.

En los siguientes minutos el Ajax tuvo oportunidades para marcar pero no logró afinar la puntería. Parecía que los holandeses se clasificaban, el árbitro dio 5 minutos de descuento. Exactamente a los 5 minutos de añadido Lucas Moura apareció de nuevo y marcó un gol que dejó al estadio callado y a los jugadores del Ajax desconsolados en el piso.

Los ingleses se clasificaban así a su primera final de Champions de su historia. Pochettino rompió en lágrimas porque sabía el peso de lo que habían conseguido para el club. Iban a jugar la final contra el Liverpool en Madrid, la cual terminaron perdieron por 2-0. Pero sin duda este fue uno de los partidos más emocionantes de la historia de la competición.


Like it? Share with your friends!

Juan Sarcos

Colaborador en Hispanic Sports Media. @juansarcos_1996 en Instagram.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *