Tom Brady tendrá un nuevo reto en la NFL: comandar el barco de los Tampa Bay Buccaneers, su nuevo equipo en la liga.

Desde la tarde de este martes 17 de marzo, día en el que ‘Tommy’ se despidió con una carta a través de sus redes sociales de los New England Patriots, se conoció que el seis veces campeón jugará en los ‘Bucs’.

El insider de NFL Network, Ian Rapoport, fue el primero en difundir la información, extendida por la liga en Twitter.

 

Detalles del acuerdo

Ninguna de las fuentes ha aclarado cuántos años estará Brady en Tampa Bay. Pero al menos para la próxima temporada, el mariscal de campo ganará 30 millones de dólares, cifra que pretendía para este curso.

¿Por qué Brady eligió Tampa Bay?

En febrero, durante el Combinado de Talento de la NFL, al head coach de Tampa Bay, Bruce Arians, le preguntaron a cuál de los quarterbacks agentes libres le gustaría llamar para reclutarlo. El entrenador en jefe no dudó: «Tom Brady«.

Pocos apostaban por los ‘Bucs’ como destino para Brady, más allá de quienes asomaban a la franquicia de Tampa como posibilidad, marcándola como «caballo negro».

Los Buccaneers no clasifican a playoffs desde 2007 y en los últimos 10 años solo han tenido dos temporadas regulares con marca ganadora. Pero Brady vio en el equipo un potencial campeón del Super Bowl.

El plantel entrenado por Arians cambia la juventud de Jameis Winston —quien no volvería al equipo después de cinco temporadas como mariscal titular— por la experiencia y veteranía de ‘The Goat’. Curiosamente, Winston fue el líder en yardas la campaña pasada con 5.109, pero también se convirtió en el primer pasador de la liga en tirar 30 touchdowns y 30 intercepciones.

Winston registró nueve touchdowns más que Brady en 2019 (33-24), promedió 8.16 yardas por intento el año pasado —el sexto mayor número en la liga— y Brady promedió 6.62, colocándose número 27. Solamente en dos ocasiones, ofensivas de Arians han promediado menos de siete yardas por intento en una temporada. El head coach debe ajustar su sistema al mariscal de campo y piezas le sobras para ello.

El excapitán de Patriots tendrá a su disposición un arsenal de opciones ofensivas: los receptores Mike Evans (1.157 yardas en 2019) y Chris Godwin (1.333 yardas), los alas cerradas O.J. Howard y Cameron Brate, además de un prometedor corredor como Ronald Jones.

Ese armamento, seguramente, fue una de las cosas que convenció a Tom Brady.

Dudas en la protección a Brady

La línea ofensiva de Tampa Bay permitió 47 capturas el año pasado, una cifra muy alta para un quarterback que te puede hacer campeón. ¿Qué hará la franquicia para proteger a Brady?

Un reporte de ESPN indicó que los ‘Bucs’, muy probablemente, invertirán en una selección alta en el draft, su primera, en un tackle ofensivo.

Va a ser bastante raro ver en 2020 a Brady con un uniforme distinto al de los New England Patriots después de 20 años, pero que juegue en una franquicia como los Buccaneers, que tiene como casa el Raymond James Stadium, sede del Super Bowl LV, lo hace bastante interesante.

¿Ganará su séptimo anillo ‘The Goat’ con Tampa Bay?


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

4 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *