De actor de reparto a protagonista. Vinicius Júnior marcó el camino del Real Madrid en El Clásico, que derrotó 2-0 al Barcelona este domingo 1 de marzo.

En el estadio Santiago Bernabéu de la capital española, el extremo brasileño de 19 años (71′) y el delantero español de origen dominicano, Mariano Díaz (90+2′) fueron los anotadores del encuentro.

Fue el primer gol en La Liga de ambos atacantes. El primero de ‘Vini’ en 18 partidos y, curiosamente, el derbi de España fue el estreno de Díaz en la presente temporada del torneo. Debut y diana.

Pero antes que cayeran los goles, las figuras fueron Thibaut Courtois y Marc-André Ter Stegen, porteros de Madrid y Barça, respectivamente.

El partido del Barça estuvo en el primer tiempo

Lo escrito en el encabezado es una frase de Quique Setién, técnico azulgrana, al finalizar El Clásico. La sensación culé es que el equipo pudo ganar el partido en la primera mitad.

Antoine Griezmann, Arthur y Lionel Messi tuvieron oportunidades importantes en el primer tiempo. La más clara fue la del volante brasileño, quien en el mano a mano contra el meta merengue, vio como su disparo fue despejado por el guardameta belga.

La tapada de Courtois ante el remate de Arthur.

En la primera parte, Barcelona fue mejor ante un Real Madrid que trató de colarse por la banda de Nelson Semedo con la velocitad y bicicletas de Vinicius, quien constantemente buscó el duelo personal con el luso.

La más clara de los dirigidos por Zinedine Zidane en los primeros 45 minutos fue al 6′, cuando el francés Karim Benzema remató un centro de Marcelo, pero el balón pasó por encima de Ter Stegen.

Decisiva segunda mitad

Si bien es cierto que el Barça pareció superior al Madrid en el primer tiempo, los merengues mantuvieron su ritmo de juego en el complemento, con una muy buena lectura defensiva para anticiparse a jugadas, apoyándose en el esfuerzo físico de Federico Valverde, Casemiro y Sergio Ramos.

Luego que Barcelona comenzara los segundos 45 minutos con la misma intención ofensiva que en el primer tramo, los blancos iniciaron un vendaval en ataque, que finalmente, trajo goles.

Ter Stegen lució con tres intervenciones importantes: sacó del ángulo disparo con comba de Francisco ‘Isco’ Alarcón, al mismo que luego le desviaría un remate de cabeza que terminó sacando Gerard Piqué en la línea de gol. Luego, con un reflejo de meta de fútbol sala, desvió con un pie un tiro de Ramos.

Justo después del ingreso —por Arturo Vidal— del delantero danés Martin Braithwaite, el polémico fichaje de los blaugranas por la lesión del francés Ousmane Dembelé, cayó el primer gol del partido.

Al minuto 71′, Vinicius, en su empeño de desbordar, correr y tirar diagonales por la banda, le ganó la posición a Semedo y al propio Braithwaite, y habilitado con un gran pase de Toni Kroos se perfiló dentro del área, remató de derecha, el balón se desvió en Piqué y terminó dentro del arco.

Mariano, sorpresivamente, sentenció

Barcelona buscó empatar El Clásico tras el tanto de su rival. Messi pudo quedar solo frente a Courtois pero una gran intervención de Marcelo le quitó esa posibilidad. Luego, Piqué cabeceó un balón en una jugada a balón parado frente al portero, solo, pero su remate salió desviado.

Al 90′, Mariano Díaz sustituyó a Benzema. Era su primer partido en La Liga esta temporada, luego de pasar a un tercer plano tras el fichaje de Luka Jovic y el rol indiscutible del francés en el esquema de ‘Zizou’.

El delantero español de origen dominicano recibió un pase de Dani Carvajal, corrió por la banda derecha, ingresó al área y por un costado de Ter Stegen en el uno contra uno marcó el segundo y definitivo gol.

Datos y curiosidades

Fue el partido 200 de Lucas Vásquez, el 300 de Isco y el 500 de Benzema, uno que terminó en victoria merengue, con protagonistas inesperados para algunos y que dejó al Real Madrid como líder del certamen con 56 puntos luego de 26 jornadas, con ventaja de una unidad sobre Barcelona.

Curiosamente, como invitado de honor en uno de los palcos, estaba Cristiano Ronaldo, exestrella del club español. Volvió al Bernabéu y el equipo derrotó al Barça por primera vez en casa con Zidane en el banquillo.

El gol de Vinicius fue su primero de la campaña en La Liga. Es la misma cantidad que sumó en la Copa del Rey, competición en la que el Real Madrid resultó eliminado, y también lleva uno en Champions League, en la que la casa blanca tiene desventaja en su llave de octavos de final ante el Manchester City (1-2 terminó la ida en el Bernabéu).

Lo que viene para los clubes y la conclusión del Clásico

Ambos clubes afrontarán dos jornadas de La Liga (Madrid en Betis y ante Eibar, Barcelona ante Real Sociedad y en Mallorca) antes de jugar los partidos de vuelta de la Liga de Campeones el 17 y 18 de marzo, respectivamente, ante Manchester City y Napoli. Los azulgranas igualaron 1-1 ante el equipo italiano en San Paolo.

El Real Madrid salió reforzado del Clásico, recuperó el liderato y sembró más dudas en un Barcelona mermado por las bajas de Luis Suárez y Ousmane Dembelé, con un nuevo entrenador que no termina de convencer más allá de sus ideas cruyffistas y con una directiva en el ojo del huracán.

Más allá de lo futbolístico, en lo que más superó el Madrid al Barça en El Clásico fue en intensidad, clave para el equipo de Zidane para ganar partidos importantes en los últimos años y un factor ausente entre los dirigidos por Setién, aferrados al descontextualizado concepto de la posesión del balón.

//www.instagram.com/embed.js

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

2 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *