Conversamos con Francisco Blavia, analista de Directv Sports, sobre Kobe Bryant y su legado dentro y fuera de las canchas.

Kobe falleció en un accidente de helicóptero el 26 de enero en Calabasas, California, junto con su hija y otras siete personas que asistirían a un partido de baloncesto.

Blavia, venezolano, es una de las voces más reconocidas de Latinoamérica con sus comentarios de la NBA, además del fútbol inglés y español, entre otros deportes.

La reacción inicial a la trágica noticia

“Luego de acompañar a mi hija a un partido de fútbol, la dejé y tenía transmisión de la Liga Smartbank para Directv Sports. Haciendo memoria, alrededor de la primera media hora de partido, abro mi feed de Twitter y me consigo con una publicación de la gente de TMZ, que se caracteriza por dar información en primicia (…) La portada tenía la noticia de que Kobe Bryant había fallecido en un accidente de helicóptero.

En primera instancia, la reacción lógica es… ‘¿Kobe Bryant? Estas tienen que ser ‘fake news’. Tiene que ser una información falsa, tiene que ser mentira. Empecé a indagar y ya se notaba esa misma reacción del público, de la gente que nos sigue. Ya aparecían incluso protagonistas diciendo ‘No puede ser’, ‘Tiene que ser mentira’.

Estaba junto a mi compañero Jesús Eduardo Acosta y le muestro la foto de la noticia. Su cara lo dijo todo. La misma reacción de incredulidad. Con el paso del tiempo terminamos confirmando esta tragedia, esta lamentable información.

Es de grande proporciones por lo que representaba Kobe, por estar su hija, por las siete personas, todo eso le da una connotación aún más sentida a lo ocurrido.

Te obliga a reflexionar. Yo en la mañana había acompañado a mi hija de 13 años a un partido de fútbol. Kobe Bryant estaba llevando a su hija Gigi, Gianna María, la segunda de cuatro hijas, a un partido de baloncesto. Es imposible que, estando presente tus amores más preciados, en este caso mi hija, no sientas una reacción especial. Me movió el piso, lo confieso”.

Una figura que trascendió

“Kobe es el tipo de jugadores con capacidad de impactar de cualquier forma. Lo vi desde su debut, desde 1996, ese cambio que lo lleva de Charlotte a los Lakers, por Vlade Divac. Sus triunfos, sus títulos, sus All Stars, su capacidad para llevar la pelota. Tuve la oportunidad de verlo en los Juegos Olímpicos de Londres, luego ahora en el Mundial de Baloncesto en China, donde presencié el cariño del aficionado local hacia Kobe Bryant. Una figura adorada. Después de Yao Ming, por encima de Michael Jordan, LeBron James, Cristiano Ronaldo… su figura trascendía.

Después ves el cambio de Kobe Bryant. Como jugador decían que era de los más odiados, por sus reacciones antipáticas en la cancha, te pasaba por encima, era el ‘Black Mamba’, la ‘Mamba mentality’, ese espíritu combativo, el fuego interno, las ganas de ser el mejor, de emular a Michael Jordan. Nadie se ha acercado, desde ese punto de vista, a Jordan, como Kobe.

Él se retiró en sus términos. Se recuperó de esa lesión del tendón de Aquiles. Recordemos que el día que se lesionó fue, cobró el tiro libre con la lesión, y luego salió. Después están los 81 puntos contra los Raptors. Lakers iban perdiendo por 14: Kobe metió 24 puntos en la primera mitad. En la segunda mitad anotó 57 para ganar. Los 81 puntos, para nosotros, son equivalentes a los 100 puntos de Wilt Chamberlain ante los Knicks.

Después de su retiro, saltó de ser el personaje antipático al personaje querido por todos: embajador, presente en distintos eventos, amante del fútbol, con intenciones de adquirir una franquicia de la MLS. ¡Ganó un Oscar! A uno le queda la sensación que hubiese podido lograr tantas cosas que hubiese podido igualar sus alcances como deportista. Fue tan exitoso en estos años de retiro, con todo a su favor, dinero, fama, reputación, credibilidad, respaldo, tenía un fondo para levantar proyectos… Fue un gran personaje. Nunca me había impactado tanto el fallecimiento de una celebridad. Es un dolor grande el que uno lleva, pese a que el personaje no haya sido cercano a ti. Lo recordaremos con mucho cariño”.

La muerte de Kobe, ¿comparable a la de Senna?

“Creo que lo de Bryant es único en su estilo. Las circunstancias, el momento, es mucho más distintivo. Muchos lo comparan con la muerte de Senna (legendario piloto brasileño que falleció en el Circuito de Imola durante el Gran Premio celebrado allí). Con el respeto debido a Ayrton Senna, al que admiré, para mí es el mejor piloto de todos los tiempos… su alcance no tuvo que ver con Kobe. Kobe era un embajador del baloncesto. Admirado por todos los deportistas. En China, en Europa, él vivió en Italia… amante del fútbol, al que ni siquiera lo llamaba soccer… tenía una serie de detalles que lo hacían especial. Además, su popularidad creció luego del retiro. El hecho de estar en un helicóptero, yendo con su hija a un partido de baloncesto, le da un tono más dramático a la tragedia.

Hoy vivimos en un mundo en el que todos estamos conectados. La noticia se esparció como pólvora. Las reacciones fueron inmediatas. Desde ese punto de vista, no tienes referencia. Es el drama de los dramas.  

Quizás lo puedes comparar con Michael Jackson, al ser una figura global. Pero el impacto de la muerte de Kobe ha sido increíble”.

Kobe, el hombre que alcanzó todas sus metas

“Los jugadores de baloncesto tienen una durabilidad larguísima, de larga vigencia, y a muchos los vemos de cada rato: en su momento Wilt Chamberlain, Moses Malone, Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, luego gente como Hakeem Olajuwon. Están vigentes. En otros deportes se pierden, no tienen el protagonismo en los eventos cuando se retiran. ¡Yo quería ver a Kobe hasta los 80 años! Es una pena toda esta situación, muy trágica.

Acabo de leer algo que me llamó mucho la atención: Kobe estuvo toda su vida tratando de alcanzar metas, superar récords. Fue un competidor insigne. Se propuso luego ser exitoso en el retiro. Ganó el Oscar, apostó por una bebida que luego fue absorbida por una compañía más grande… se propuso ser exitoso y lo logró. Pero nadie puede luchar contra el destino, la fragilidad de la vida”.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *