Querido Kobe Bryant. Trataremos que cada una de las palabras que aparezcan en este texto sean dignas de lo que representaste para el baloncesto, la NBA y el mundo. No lo podemos creer.

Este domingo 26 de enero de 2020, probablemente nos llevamos uno de los golpes más duros en la historia del deporte: Bryant, ganador de cinco anillos, falleció en horas de la tarde tras un accidente en helicóptero. La aeronave se estrelló en la localidad de Calabasas, al sur de Los Ángeles, California.

Una de sus hijas, Gianna Maria, de 13 años, iba con él en el helicóptero y tampoco sobrevivió al siniestro.

Los reportes de diferentes agencias de noticias señalan que también viajaban un jugador y un pariente. Periodistas de Los Ángeles aseguraron que Bryant solía trasladarse en un Sikorsky S-76 por la ciudad y que este domingo el plan del vuelo era llegar hasta la Mamba Academy.

Otros medios han informado que serían nueve víctimas en total.

Origen

Hijo del exjugador Joe Bryant, ‘Black Mamba’, como llamaban a Kobe, debutó en 1996 y jugó hasta 2016, una carrera intachable que duró 20 años, siempre vistiendo los colores de Los Ángeles Lakers.

Joe llamó a Kobe de esa manera por una visita a un restaurante japonés. Vio en un menú el nombre de la ciudad japonesa ubicada en la bahía de Osaka. El nombre significa «Puerta de los Dioses o Espíritus». En la duela, ‘Black Mamba’ rozaba lo celestial.

Pero para llegar a la gloria, Kobe Bryant tuvo que superar varias mareas. Su padre jugó de 1975 a 1983 en la NBA y luego jugó en la liga italiana de baloncesto.

Desde los ocho años, Kobe vivió en Italia, y estar en territorio europeo lo acercó al fútbol. Aprendió el idioma local y adquirió conocimientos técnicos y tácticos sobre el balompié.

Pero en 1992 su familia regresó a los Estados Unidos, y con un jersey de su ídolo Magic Johnson, el adolescente delgado de 14 años empezó sus pasos en el baloncesto en la secundaria de Lower Merion, en Filadelfia.

Después de empezar jugando solo algunos minutos por partido, cuatro años después se convirtió en la figura del equipo de su colegio. Y en lugar de saltar al plano universitario, llegó directamente a la NBA con 17 años.

Curiosamente, Kobe no fue elegido por los Lakers. Su primer equipo en la liga fueron los Charlotte Hornets, que al adquirir al escolta como pick 13 del draft de 1996, lo vendieron inmediatamente a la franquicia de Los Ángeles.

En ese momento, la historia de la NBA dio un giro total.

Durante y después de Jordan

En 1996, los Chicago Bulls de Michael Jordan ganaron su cuarto título en seis años. Cuatro de los seis que ganó el icónico equipo de Phil Jackson, quien a la postre fue coah de Kobe Bryant en Los Ángeles.

En la NBA cuestionaban el futuro de la liga mediáticamente hablando luego que el fuego del irrepetible conjunto que lideraba ‘El Rey’ se apagara.

El flaco escolta de casi dos metros, acompañado por el gigante pívot Shaquille O’Neal, le dieron a los Lakers tres títulos seguidos del 2000 al 2002. Luego perdieron la final de 2004.

Palmarés y reconocimientos

Cinco títulos de la NBA (2000, 2001, 2002, 2009, 2010) , dos veces MVP en Finales (2009, 2010), Jugador Más Valioso en la 2007-2008, dos medallas de oro en Juegos Olímpicos, 18 convocatorias al Juego de Estrellas, dos veces Mejor Anotador, 15 veces All-NBA y 12 veces All-Defensive. Pero más allá de todos esos premios, lo que distinguía a Kobe era su amor y compromiso con el deporte.

«Los deportes pueden cambiar al mundo«, aseguraba.

Hasta un Óscar, el más importante de los galardones del cine, se llevó Bryant en 2018 por su cortometraje ‘Dear Basketball’, en el que explica su pasión por el baloncesto.

Bryant, además, es el único jugador en la historia de la liga con dos números retirados por una franquicia, el 8 con el que empezó y el 24 con el que dominó al planeta. Un gesto que no estuvo de más por los Lakers para el número uno en puntos, juegos y victorias tanto en temporada regular como en playoffs con el equipo.

Dolor en el mundo

Es imposible describir el dolor que sentimos los seguidores del baloncesto, los atletas, los periodistas, los entrenadores, por la tragedia en la que Kobe Bryant y su hija perdieron la vida.

El que mejor explicó la sensación fue el jugador argentino Luis Scola: «No lo puedo creer. Me siento igual de mal que si hubiera muerto alguien de mi familia… Qué día de mierda«.

«Devastado«, tuiteó el también argentino Manu Ginóbili.

Y nos quedamos cortos con todos los mensajes que se han publicado. Neymar Jr. celebró un gol y se lo dedicó a Kobe Bryant, haciendo un 24 con sus manos.

La NBA suspendió los partidos de este domingo. Paul George, estrella de Los Ángeles Clippers, colocó en Twitter: «Quit playing (dejemos de jugar)«.

Legado

Kobe Bryant tenía un equilibrio perfecto entre humildad y mentalidad ganadora. Phil Jackson llegó a asegurar que estaba obsesionado con Jordan —su segundo ídolo después de Magic.

Bryant tenía una adicción por los entrenamientos que pocos podrían igualar. Largas sesiones de tiro hasta la medianoche después el entrenamiento oficial del equipo, análisis e investigación de las teorías de entrenadores estadounidenses y europeos, además de largas sesiones de preparación física.

Aunque, como todo ser humano, cometió algunos errores, como las diferencias personales que llegó a tener con ‘Shaq’ o el episodio que vivió en 2003 cuando fue acusado de violación por una joven de 19 años, quien posteriormente se negó a testificar y el juicio fue cancelado, el legado de Kobe en el baloncesto, en el deporte en general y en el mundo, es intachable.

Además de todo lo ganado, es el cuarto máximo anotador en la historia de la liga con 33.643 unidades y es el segundo jugador que más puntos registró en un encuentro con 81 ante los Toronto Raptors en 2006.

Curiosamente, el último tuit de Bryant fue la noche del sábado para felicitar a LeBron James, quien lo superó en puntos totales.

 https://platform.twitter.com/widgets.js

Las palabras de Shaq

Más allá de las diferencias que llegaron a tener, Kobe y Shaquille mantuvieron un ‘bromance’ incuestionable de forma personal.

O’Neal dedicó unas palabras a su hermano y su sobrina: «No hay palabras para expresar el dolor que estoy sintiendo con la tragedia de perder a mi sobrina Gigi y a mi hermano Kobe Bryant. Los amo y los voy a extrañar«.

 https://platform.twitter.com/widgets.js

Kobe anotó 60 puntos en su último partido ante el Utah Jazz el 13 de abril de 2016. Varias lesiones graves y un terrible momento deportivo de los Lakers forzaron su retiro. En ‘The Players Tribune’, escribió su carta de amor al baloncesto con ‘Dear Basketball‘, en la que anunció su adiós.

Explicó que «su corazón podía soportar los golpes, su mente la rutina, pero su cuerpo llegó a un punto en que tenía que decir adiós». Recordó cuando enrollaba calcetines y lanzaba tiros imaginarios ganadores de partidos a una papelera. Confesó al baloncesto que se enamoró del deporte, «un amor tan profundo que di todo en cuerpo y alma».

«Siempre seré ese niño que enrollaba calcetines. Basurero en la esquina… Cinco segundos en el reloj, bola en mis manos… 5, 4, 3, 2, 1. Te di todo porque es lo que hacemos cuando algo te hace sentir tan vivo«.

En esa carta, Kobe le dijo al baloncesto que estaba listo para dejarlo ir. Pero nosotros no estábamos listos para que Kobe se fuera. Querido Kobe Bryant, no lo podemos creer.

Kobe Bryant (1978-2020).

Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

8 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *