Maldiciones en la historia de la MLB.

El béisbol, es uno de los deportes con más supersticiones en el mundo. Los amantes del juego son cuanto menos, imaginativos a la hora de atribuir el rendimiento de un pelotero o equipo a una causa sobrenatural. Existen y son muy populares los maleficios que afectan o han afectado en el pasado, los resultados obtenidos por varias escuadras. Aquí en Hispanic Sports Media repasamos algunas maldiciones en la historia de la MLB:

Maldiciones: Maldición de los «Black Sox»

Resultado de imagen para Black Sox

Los Medias Blancas sorprendieron al mundo del béisbol vendiendo la Serie Mundial de 1919. Esta es la historia de ocho jugadores de los Medias Blancas de Chicago, que estando descontentos con los salarios que les pagaba el propietario del club, Charles Comiskey, se vendieron a un grupo de mafiosos para perder intencionalmente la Serie Mundial de 1919 ante los Rojos de Cincinnati, siendo los White Sox amplios favoritos para hacerse con el título.

Al siguiente año se supo toda la verdad, y lo que sucedió a este penoso hecho fueron 86 años sin volver a conquistar una Serie Mundial, hasta que en el 2005 comandados por el venezolano Oswaldo Guillén pudieron por fin sacarse la maldición de encima.

Maldiciones: Maldición del capitán Eddie Grant

Resultado de imagen para Eddie Grant baseball

Eddie Grant fue un grandeliga que pasó por varios equipos, pero donde mejor le fue y donde más se le recuerda es en los Giants, que por aquel entonces hacían vida en Nueva York.

Tras retirarse de la pelota organizada, Eddie se convirtió en Capitán de la 77a infantería de los Estados Unidos y por ende, tuvo que combatir en la Primera Guerra Mundial, en la cual desafortunadamente perdió la vida en 1918. Como dato adicional, fue el primero de los ocho jugadores de la MLB que murieron en dicho conflicto bélico.

En su honor, los New York Giants colocaron una placa conmemorativa detrás de la barda del jardín central de su estadio (el antiguo Polo Grounds), y tal parece que el espíritu de Grant les acompañó, pues a partir de ese momento lograron ganar cuatro Series Mundiales.

No obstante, la suerte cambió cuando en 1957 se mudaron a San Francisco. Un nuevo estadio sin nada que conmemorara al capitán Grant, dio paso a la sequía más grande de la historia de esta franquicia.

En 2006 el dueño del conjunto, Peter Magowan, mandó a colocar una réplica de la placa original en el Oracle Park, y cuatro años más tarde, los Gigantes rompieron un maleficio que tenía 53 años vigente (56 si contamos desde su último campeonato, obtenido en 1954). Asimismo, la racha de títulos continuó y repitieron en los años 2012 y 2014. Definitivamente, el Capitán Grant les sonrió de nuevo.

Maldiciones: Maldición de Billy Penn

Resultado de imagen para Billy Penn

William «Billy» Penn fue el fundador de Pennsylvania, y para recordarle, se colocó una estatua suya en lo más alto del edificio del ayuntamiento. En ese momento, esa era la construcción más alta de toda la ciudad, y el padre fundador podía mirarla desde allí sin ningún problema.

Era una manera especial de honrarlo, e incluso, la Comisión de Arte de Philadelphia se comprometió a no aprobar la construcción de ningún edificio más alto que el que coronaba el monumento del señor Penn.

Sin embargo, en 1987, el One Liberty Place se convirtió en el edificio más alto de Pennsylvania. Esto, según los ciudadanos de la ciudad, ofendió al alma de «Billy», quien como castigo le impuso una «maldición» a todas las franquicias deportivas locales.

Lo cierto es que en el año 2007, John Joyce y Dan Ginion, dos hombres que trabajaban en la construcción del nuevo edificio más alto de la ciudad (el Comcast Center) decidieron que habían sufrido lo suficiente, y ataron a la viga más alta del inmueble una pequeña figura de William Penn intentando revertir el hechizo. Los Phillies ganaron la Serie Mundial al año siguiente derrotando en 5 juegos a los Tampa Bay Rays.

Maldición de la cabra de «Billy»

Resultado de imagen para La cabra Murphy

La cabra Murphy «maldijo» por 71 años a los Cubs. Esta historia tiene como protagonistas a los Cachorros de Chicago. Se generó cuando un aficionado de nombre William Sianis a quien sus amigos llamaban «Billy», intentó ingresar a un juego de la Serie Mundial de 1945 con su peculiar mascota, una cabra de nombre Murphy, y no pudo hacerlo, las autoridades del estadio le negaron el acceso al animal por expeler un desagradable olor.

En su rabieta, «Billy» maldijo al equipo de sus amores, afirmando que jamás volverían a ganar un campeonato. Allí comenzó una sequía de 71 años, hasta que finalmente los Cubs derrotaron a los Indios de Cleveland en el 2016 para volver a probar las mieles de la gloria después de 108 años en blanco, y más de siete décadas padeciendo la maldición.

Maldición del Bambino

Resultado de imagen para Babe Ruth

Babe Ruth le echó encima a los Medias Rojas la peor maldición de su historia. Sin duda alguna, esta es la leyenda popular más conocida del béisbol mundial. Babe Ruth, empezó su carrera en los Boston Red Sox, y conquistó allí tres Series Mundiales. Aun así, en 1919 los patirrojos decidieron transferir al pelotero a su archirrival por poco más de cien mil dólares.

El Bambino afirmó que Boston no volvería a ganar un campeonato, y su aseveración se mantuvo vigente durante 86 años. Mientras tanto, Babe se cansó de batear y brindar alegrías a los Yankees de Nueva York, con quienes consiguió cuatro anillos de campeón.

Paradójicamente, fue dando vuelta a una Serie de Campeonato en la que estaban abajo por 3-0 que los Medias Rojas pudieron llegar a la Serie Mundial de 2004, para posteriormente barrer a los Cardinals y zafarse de la peor maldición de la historia del béisbol: la maldición del Bambino.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *