Antes del inicio de la temporada, contamos en Hispanic Sports Media que los Cleveland Browns y los Pittsburgh Steelers lucían como favoritos en la División Norte de la Conferencia Americana (AFC). Vaya cachetada nos dio y le dieron a la NFL los Baltimore Ravens.

Pocos apostaban que, a dos semanas del final de la temporada regular, el equipo de Baltimore sería el mejor récord de toda la liga (12-2), el campeón de su división y el equipo más poderoso de su conferencia.

Por si fuera poco premio, los Ravens tienen al máximo aspirando al premio Jugador Más Valioso de la temporada: el quarterback Lamar Jackson, quien en su segundo año en la NFL se ha comportado como un mariscal de la élite.

Jackson acumula 2.889 yardas aéreas y 1.103 por tierra. Su capacidad de pasar y correr ha sido clave para la ofensiva de Baltimore. Son 40 los touchdowns que registra: 33 pases de anotación y siete llegadas a la zona prometida. Ha sufrido seis intercepciones y solo ha perdido una vez el balón.

Son números muy buenos para un mariscal de campo de segundo año, que piensa que el objetivo de su equipo es ser campeón.

«Ese es el objetivo principal. Es para lo que todos jugamos. Todos quieren ir al baile principal. Hemos tenido un gran año y (el Super Bowl) es a donde debemos llegar. No pensaremos en posibilidades. No voy a poner ni una idea sobre no llegar en mi mente”, expresó Jackson.

El momento de Jackson

Más allá de los números, Lamar Jackson se ha convertido en uno de los mariscales más populares de la NFL, contagiando con su estilo agresivo a los seguidores del fútbol americano.

El pasado martes fue elegido a su primer Pro Bowl y ganó su quinto premio Jugador de la Semana.

«Trato de bloquear todo el ruido, positivo o negativo. No intento emocionarme, así como hice al principio de la temporada. La gente ahora se sube a mi tren, pero nosotros (los Ravens) sabíamos lo que teníamos desde el principio«, dijo al respecto el quarterback.

Números

Los Ravens tienen marca de 6-1 en casa y 6-1 como visitante. El equipo es segundo en la NFL en ofensiva en yardas por juego (409.7) y lidera a la liga en yardas por tierra (202.1).

La defensiva de Baltimore no aparece en el top 5 de los renglones de los principales renglones, pero es sexta en menos yardas permitidas por partido (314.3), un dato clave para el momento de los Cuervos.

Los más destacados en la retaguardia han sido el linebacker Matthew Judon (8.5 en capturas) y el esquinero Marcus Peters (cinco intercepciones), ex Rams.

Es cierto que a muchos les ha sorprendido el momento de los Ravens, pero se han ganado el cartel de candidato a ganar el Super Bowl en los emparrillados. Tómense en serio a Baltimore.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *