Cuando los managers de los equipos favoritos hablan en las Reuniones de Invierno, las apuestas generalmente están cubiertas, las posiciones se oscurecen intencionalmente y las emociones casi siempre se atenúan, al menos en entrevistas públicas con los medios.

Los Yankees no dejaron ninguna duda de lo mucho que querían a Gerrit Cole, logrando que firmara un contrato de nueve años y $ 324 millones. Además no era solo el Plan A y la Opción 1, era la única opción. Nueva York sacó todos los dólares, para atraerlo, incluido el hecho de que Andy Pettitte, el ex gran yankee que fue uno de los lanzadores favoritos de Cole, influyó en las Reuniones de Invierno.

Pero el manager de los Yankees, Aaron Boone, no hizo ningún intento real de ocultar su inmenso deseo y el de su franquicia para convencer al derecho de jugar en la ciudad de Nueva York.

«Siento que es, obviamente, un talento especial y un lanzador especial», dijo Boone. “Este es un tipo que tiene mucha hambre, mucha motivación. Una vez más, él comprende quién es, y creo que, donde sea que se establezca, será un gran lanzador. Esperemos que esté en el Bronx».

Boone y el resto de los Yankees sabían que su ofensiva ha sido buena en los últimos años, y también lo será en el 2020 si todos están sanos, pero la falta de un as en la rotación iba a ponerlos detrás de otros equipos en octubre. Los equipos tienden a ponerse un poco ansiosos después de un par de años de apenas perderse el éxito: en los últimos tres años, llegaron al ALCS dos veces y ganaron al menos 100 juegos dos veces (ambos lo hicieron en 2019). Ese tipo de decepción persiste.

El Gerente General Brian Cashman,  entendió la gran necesidad y fueron tras Cole. Teniendo en cuenta la aparente incapacidad de los Yankees para desarrollar sus propios lanzadores durante la última década, conseguir a este lanzador siempre tuvo sentido. 

¿Cómo queda la rotación?

Cole salta sobre una rotación que incluye a Masahiro Tanaka, James Paxton y Luis Severino. 

Si bien Nueva York tiene armas talentosas que podrían ubicarse en los roles iniciales del equipo (liderado por el prospecto principal Deivi García), Cole fue la respuesta a la pregunta que se ha hecho desde que CC Sabathia estaba en declive.

Un contrato con dudas y respuestas

Muchos se burlan del dinero o de los años que le han dado. El contrato le pagará a Cole hasta los 37 años (tendrá 38 años cuando termine), y aunque ese número puede ser aterrador para los fanáticos, de inmediato, Cole, de 29 años, está en el mejor momento de su carrera como lanzador y puso 6.9 bWAR el año pasado.

Terminó segundo en la votación de AL Cy Young detrás de su ex compañero de equipo Justin Verlander después de terminar quinto la temporada anterior. 

El destino siempre fue con los favoritos Yankees

Firmarlo es el final de la angustia de Nueva York y marca un capítulo final apropiado para la odisea que tenían los Yankees sobre el lanzador derecho. Esta fue la última oportunidad para los Yankees, y lo hicieron posible. Sin miedo de no ahorrar gastos y no tener miedo de llegar a un acuerdo de casi una década.

Cole siempre tuvo sentido para Nueva York, por lo que es apropiado que la profecía y el destino se hicieran realidad.

¿Ahora si son favoritos?

El bullpen está armado de cerradores, pero aún falta mejorarlo un poco más. La ofensiva tiene a Aaron Judge, Gleyber Torres, Giancarlo Stanton, DJ LeMahieu y Gary Sanchez, entre otros. Este era un equipo que podría haber competido por la Serie Mundial. ¿Ahora, sin embargo? Es un equipo que podría ser el favoritos para la Serie Mundial.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

4 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *