Gabigol resucitó a su regreso al hogar, a Brasil. Su paso por Europa resultó muy discreto, pero una vez que escucha la samba y siente la fiesta, la alegría regresa a sus pies.

Héroe del Flamengo en la Libertadores, el delantero rompió todos los registros para desplazar a un grande como Zico, con todo el respeto que se merece.

Anotó en la final los dos goles de la remontada del Flamengo ante River Plate, guió a los rubronegros al título del Brasileirao y terminó marcando más goles que el llamado “Pelé blanco”.

La sequía de Gabigol en Europa

Nacido como Gabriel Barbosa Almeida, vio la luz en Sao Bernardo do Campo, municipio de Sao Paulo, en  1996.

Producto de la cantera del Santos FC, debutó con el Peixe en 2013 anotando un gol en once compromisos del Brasileirao. Su mejor temporada con el equipo que inmortalizó Pelé fue la de 2015, en la que anotó 10 tantos en 30 cotejos.

Desde entonces, el nombre Gabigol retumbaba en Sudamérica.

Inter de Milán lo fichó para la temporada 2016-17, pero su rendimiento estuvo muy lejos delo esperado: solo anotó un gol en nueve partidos, jugando 111 minutos en total.

Los interistas lo cederían al Benfica, donde las cosas no mejoraron, disputando solo un partido, sin gol. La decisión final sería regresarlo a su hábitat natural, Brasil.

El retorno del hijo pródigo

En su regreso al Santos, Gabigol metió 18 goles en 35 compromisos en el Brasileirao, además de cuatro tantos en ocho encuentros en el Paulistao.

Flamengo pidió su cesión para la temporada 2019, asimilándolo a un equipo potentísimo, con nombres de peso como el de Bruno Henrique, Gerson, Filipe Luis y Rafinha.

En el Brasileirao, Gabigol anotó 22 goles, desplazando a Zico como el flamenguista con más tantos en una campaña. Además anotó siete dianas en el torneo Carioca.

Pero si el campeonato local fue encomiable para Gabigol, la Libertadores lo elevó a la categoría de leyenda.

El Fla solo había conquistado un torneo continental, el de 1981, de la mano de Zico.

Gabigol fue el principal referente ofensivo del club en la temporada, con nueve goles, marcando en todas las instancias, incluyendo en la final.

Asombró a todos al tocar la Copa Libertadores cuando entraba al campo del Monumental de Lima en la final ante River Plate, pero así como rompió récords, rompería maldiciones.

Con el Flamengo perdiendo 1-0 hasta el 89, Gabigol marcó dos goles en cinco minutos para darle al Rubronegro el título.

Una historia que demuestra que, para Gabigol, no hay lugar como el hogar.

Gabigol, futuro del gol brasileño

Con la selección absoluta de Brasil, Gabigol suma dos goles en cinco compromisos. Debutó el 30 de mayo de 2016 en la victoria de su selección 2-0 ante Panamá.

En las categorías juveniles también destacó con sus goles: dos en los Juegos Olímpicos, ganando el oro en Río 2016; tres en la sub 17, cuatro en la sub 20 y seis en total en la sub 23.   


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *