Un gol de Lionel Messi le dio a Argentina el triunfo sobre Brasil 1-0 en el Superclásico disputado en Riyad, Arabia Saudí. Pero hizo más ruido sin el balón, por un gesto con el DT rival, Tite.

Messi mandó a callar al estrategia brasileño que pedía una amarilla para él, en una imagen recogida por la televisión.

Su acción generó comentarios contrarios, como el de Thiago Silva, capitán de los amazónicos. Fue un recordatorio de lo sucedido durante la Copa América Brasil 2019, cuando el astro argentino levantó la voz acusando a la Conmebol de corrupción a favor de los locales.

Messi pide silencio

Argentina ganó con un gol de Messi al minuto 13. El árbitro neozelandés Matthew Conger pitó falta sobre el diez en el área, aunque en las repeticiones se vio que fue un tropiezo del jugador rosarino.

El capitán cobró el tiro, pero Alisson lo tapó. La pelota quedó viva y Messi la mandó a guardar.

Entre los brasileños causaron molestias algunas acciones de Messi lanzándose o buscando faltas. En una de ellas, Tite pidió la amarilla para el diez, mandándolo a callar el astro.

 “Me estaba quejando porque era una jugada de tarjeta amarilla y de repente le vi diciendo que me callara. Y yo le dije que se callara él. Y se acabó. Las cosas se quedan en el campo. Pero aquella falta era para tarjeta y yo tenía razón al quejarme”, apuntó Tite en rueda de prensa.

Thiago Silva, con todo contra Messi

Otro que se unió a las quejas contra Messi fue el capitán Thiago Silva. El defensor central indicó: “Siempre busca forzar al árbitro a darle situaciones de falta o lanzamientos peligrosos, y siempre actúa de esa manera”.

“Hemos hablado con algunos futbolistas que juegan en España y sucede lo mismo, busca controlar el juego y mediatizar las decisiones del árbitro. En la Champions no tiene esa ventaja porque los árbitros son más duros. No lo ves tratando de mandar tanto”.

Recalcó Thiago Silva: “Hay árbitros que, por admiración, comienzan a ponerse de su lado. Como no teníamos a Neymar a nuestro lado, estábamos en desventaja”.

Levantando la voz

El de Arabia Saudita fue el primer juego de Messi luego de la sanción impuesta por la Conmebol en su contra, luego de las denuncias de corrupción del argentino durante la Copa América Brasil 2019.

En aquel momento, Messi afirmó que a Brasil lo favorecían los árbitros. Lo hizo después dela semifinal perdida por la Albiceleste ante la Canarinha 2-0.

Messi fue expulsado en el partido por el tercer lugar ante Chile, y allí reincidió en sus ataques contra la organización sudamericana.

Lamento brasileño

Para Brasil fue su quinto partido sin ganar luego de la Copa América que ganó en casa.

En los amistosos tiene dos derrotas y tres empates. Su último encuentro del año será ante Corea del Sur.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *