San Francisco 49ers es el único equipo invicto en la NFL, en una división competitiva como lo es el Oeste de la Conferencia Nacional y contra todo pronóstico tras ocho semanas de acción.

No es que el talento de su roster no haya permitido visualizar el actual momento de los 49ers, pero siendo sinceros, era difícil imaginar la proeza, más cuando muchos pronosticábamos una temporada de fracaso.

De hecho, es la primera vez en toda la historia de la franquicia que son el último equipo invicto en pie, con su registro de 8-0 por segunda vez en todos los tiempos.

Los Niners ya garantizaron un registro de al menos .500 en la campaña, tras jugar la mitad de los encuentros de la temporada regular, algo que no conseguían desde 2014. En los cuatro años previos, el equipo acumuló una marca de 17-47, incluyendo el registro de 4-12 de 2018.

El lunes 11 de noviembre en función estelar del Monday Night Football, San Francisco se enfrentará con la otra potencia de su división: los Seattle Seahawks de Russell Wilson y compañía, que han vencido a los 49ers nueve de los últimos 10 enfrentamientos, menos el último, el pasado 16 de diciembre.

Pero claramente, este no es el mismo equipo de San Francisco que Wilson, líder de la liga en pases de touchdown con 22, doblegó durante esa cantidad de partidos con 17 envíos para anotación y solo cinco intercepciones.

En Hispanic Sports Media explicamos las claves del invicto de los Niners.

La mejor defensiva de la liga

La principal clave que tiene a San Francisco en lo más alto de la NFC y de forma invicta es que tiene la mejor defensa de la NFL, que solo permite 241 yardas de los rivales por partido.

Además, es la mejor línea defensiva contra el pase (138.1 yardas por juego) y es la segunda que menos puntos ha permitido por encuentro (12.8) detrás de los New England Patriots (10.9).

Por tierra, la defensiva de los Niners no está entre las primeras 10, pero ni por vía terrestre los equipos han podido derrotar a San Francisco, al menos por ahora.

El ala defensiva Nick Bosa, novato, ha sido un hombre importante en la línea. Tildado de ‘cazamariscales’ con siete capturas, hace el trabajo junto al esquinero Richard Sherman, cuarto en la liga en intercepciones con tres.

Por si fuera poco, la retaguardia de San Francisco es la tercera de la NFL en terceros intentos y primera en efectividad en la zona roja. Todo, gracias al trabajo del coordinador defensivo Robert Saleh.

Nick Bosa (izquierda).

Efectivo ataque terrestre

Correr con el balón en ofensiva es más que llegar a zona prometida. Consumir yardas y tiempo de posesión es tan importante como anotar. Eso lo tenía claro el heado coach Kyle Shanahan y esas tareas son realizadas de forma casi perfecta por los corredores Matt Breida y Tevin Coleman, con 524 y 355 yardas respectivamente.

Además, Breida ha logrado una anotación, mientras que Coleman cinco. No están entre los líderes de la liga, pero le dan aire a la defensiva y al mariscal de campo Jimmy Garoppolo.

Kyle Shanahan.

El momento de Garoppolo

Con 1.806 yardas y 13 pases de touchdown, el quarterback de San Francisco ha liderado la ofensiva.

Con el pasador pasa lo mismo que con sus corredores: no es uno de los mejores de la liga en números. No está en el top 10 en yardas aéreas, tampoco está entre los mejores 10 en pases de anotación, pero su trabajo ha sido suficiente para que los 49ers estén arriba.

La cuenta pendiente de Garoppolo son las intercepciones. Suma siete, casi una por juego, y en ese renglón si está entre los primeros.

Jimmy Garoppolo.

El invicto de los Niners puede terminar el lunes ante Seattle, pero sin duda, es una de las sorpresas de la temporada, pase lo que pase ante los Seawhaks y durante el resto de la campaña regular. Con certeza, San Francisco estará en los playoffs salvo catástrofe.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *