Si no es noticia, no es Antonio Brown. Y si hay un receptor que puede revolucionar la NFL es él. Y de qué manera lo hizo esta vez…

‘AB’ se miró en un espejo y tuvo el valor de decirse a sí mismo: «Haré un post en Instagram para pedirle a mi equipo que me corte». Y pasó: los Oakland Raiders liberaron al polémico wide receiver, quien no tardó mucho en conseguir empleo.

Claro que cualquier franquicia querría contar con un receptor que promedia 13.4 yardas por recepción de por vida. Pero que los New England Patriots sea ese equipo en firmarlo revolucionaría la liga. ¡Y pasó!

NFL.com, con información de los insiders Ian Rapoport y MJ Acosta, reportó que los actuales campeones de la NFL firmaron a Brown. Y el propio jugador oficializó a su manera la noticia subiendo a su cuenta de Instagram un montaje suyo con el uniforme de los Pats.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

LFG @tombrady #GodsPlan #RewriteStory

Una publicación compartida por Boomin (@ab) el

Conflicto Brown-Raiders

Antonio Brown pasó nueve agitadas temporadas con los Pittsburgh Steelers para firmar en la reciente offseason con Oakland. Su contrato era por tres años y alrededor de 54 millones de dólares. Poco más de 30 eran garantizados, pero una sanción al receptor inició la tormenta.

ESPN reportó que los Raiders anularon los 30 millones de dólares garantizados en el contrato de Brown tras multaron con más de 215 mil dólares por conducta perjudicial para el equipo.

Okland informó a Brown que en caso de ser cortado no tendría derecho a pago alguno. El receptor reaccionó y le dijo por correo electrónico a Jeff Darlington de ESPN: «De ninguna manera jugaré después de que se llevaron eso [el dinero] e hicieron mi contrato semana a semana».

«He trabajado toda mi vida para demostrar que el sistema es ciego para ver talento como el mío. Ahora que todos lo ven, quieren que me adapte al mismo sistema que me ha fallado todos estos años. No estoy enojado con nadie. Solo estoy pidiendo la libertad de demostrar que todos están equivocados. Libérame, Raiders”.

Brown, vía Instagram

Belichick, ¿el remedio de Brown?

Imaginar la mejor versión de Antonio Brown en el mismo equipo que Tom Brady obliga a pensar en un conjunto ganador. Y con Bill Belichick como head coach, las tuercas que deben apretar en el receptor pueden ser ajustadas.

Según reportes, el contrato del wide receiver con New England será solo por una temporada y 15 millones de dólares. Perdió dinero, sí, pero ahora puede levantar su imagen en un equipo que ahora es más candidato que nunca antes.

Récords en la mira

‘AB’ busca convertirse en el único jugador con siete temporadas de 100 recepciones en toda la historia de la NFLy con 91 balones atrapados romperá la marca de Marvin Harrison con 927 en sus primeras 10 temporadas y con 1.500 yardas igualará la marca de Jerry Rice, quien tuvo cuatro campañas con esa cantidad de yardas.

Con un mariscal de campo como Brady, Brown puede romper todas las marcas que quiera, puede ganar el Super Bowl y puede reescribir su historia. La duda es si pondrá de su parte y se concentrará en los emparrillados…


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Periodista deportivo venezolano. Redactor de #NFL y #NBA en Hispanic Sports Media. Ex-reportero del Diario Panorama (2015-2019).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *