Observemos que jugadores tienen más probabilidades de conservar sus ganancias, y cuáles no, decir que un jugador no mantendrá su ritmo no debería considerarse como un desaire. Estos muchachos todavía califican entre los que más han mejorado, pero es menos probable que permanezcan en este nivel. ¿Cuál de estos bateadores mantendrá su ritmo?

 

Lo más probables a mantener su ritmo:

 

Cody Bellinger, Los Angeles Dodgers

ritmo

Bellinger fue más que sólido el año pasado (.260/.343/.470, 120 wRC+, 3.6 fWAR), pero su actuación de este año (.310/.407/.649, 166 wRC+, 6.8 fWAR) está en otro nivel por completo. Su ascenso al estrellato es particularmente convincente porque está ganando la batalla más básica por el control de la zona de strike. Se ubica en el tope de estos rankings porque acumula puntos en cada categoría excepto en la tasa de swing fuera de la zona, pero también ha recortado su número de abanicadas (de 28.3% a 27.0%). Su tasa de abanicadas ha bajado (12.3% a 9.8%), y también su tasa de boletos y ponches ha mejorado (la primera de 10.9% a 13.9%, la segunda de 23.9% a 16.9%). Además ha pasado gran parte de sus entradas más en el jardín derecho que en la primera base, donde ha logrado maximizar su forma física y su valor. Ahora él es una superestrella y puede mantener el ritmo.

 

Ketel Marte, Arizona Diamondbacks

ritmo

El elevar la pelota con gran consistencia y autoridad le ha rendido enormes dividendos a Marte, de 25 años, quien ha casi doblado su total de jonrones (de 14 a 27) mientras ha compilado buenos números .321/.3813/.572 (142 wRC+) – todos ellos entre los 10 mejores de la LN – muy por encima de sus modestos números del año pasado con .260/.332/.437 (104 wRC+). Ha logrado todo eso mientras ha asumido la titularidad en el jardín central, donde ha aprendido rápido las mañas de la posición, al producir un UZR de 7.4 en casi media temporada de labor, y ha mejorado su corrido en las bases (avances con hits y outs al igual que bases robadas) por 4.1 carreras. Su fWAR de 6.0 es más de doble de su total del año pasado (2.5) y solo es superado por Trout, Bellinger y el actual JMV de la LN Christian Yelich. Gran ritmo.

Rafael Devers, Boston Red Sox

ritmo

Devers tuvo su primera temporada completa en las mayores a los 21 años, pero con problemas al terminar con números de .240/.298/.433 para 90 de wRC+, con -4.5 UZR en la tercera base y apenas 1.0 de fWAR. En esta ocasión, ha mejorado de forma significativa su modo de bateo con dos strikes, lo que lo ha ayudado a recortar su tasa de ponches de 24.7% a 16.2%, y ha aprovechado más el Monstruo Verde del Fenway Park al elevar las pelotas de forma más frecuente hacia la banda contraria. A la defensa, ha alcanzado más pelotas y ha hecho menos errores, mejorando su UZR a 1.6. Particularmente a su edad, los resultados generales (.326/.373/.583, 142 wRC+, 5.4 fWAR) – siendo este último el cuarto mejor de la liga – sugieren que los Medias Rojas han encontrado a otra piedra con ritmo, y quizás un futuro candidato al JMV si Mike Trout alguna vez se cansa de ganar el premio.

Yoan Moncada, Chicago White Sox

ritmo

Un prospecto altamente cotizado por algo polarizante – encabezó la lista de prospectos de FanGraphs en 2017, Moncada, nacido en Cuba, produjo un respetable fWAR de 3.1 en 203 partidos para los Medias Blancas en 2017-18, pero este año, el ambidiestro de 24 años ha logrado moverse más allá de lo esperado. Ha logrado mantener un modo de bateo más agresivo en el plato, haciendo swing al 33.2% de los pitcheos fuera de la zona (un aumento respecto al 23.3%), pero eso le ha rendido frutos.

Trey Mancini, Baltimore Orioles

ritmo

La temporada de Mancini ha sido una de las pocas luces brillantes en la horrible temporada de los Orioles. Ha pasado de unos vacíos 24 jonrones el año pasado, acompañados con un 93 wRC+ y un -0.2 WAR, a unos más robustos 29 vuelacercas con 124 wRC+ y 2.2 WAR. Las tasas de ponches y boletos del jardinero derecho de 27 años han mejorado (de 6.9% a 9.2% para la primera, y 24.1% desde 21.2% para la segunda) y su tasa de rodados ha bajado significativamente (de 54.6% a 46.0%). No es una estrella, pero los Orioles necesitan todos los jugadores por encima de la media que puedan obtener.

 

Los que pueden bajar su ritmo:

 

Scott Kingery, Philadelphia Phillies

ritmo

Kingery, como novato en la pasada temporada, y quien se colocó en el puesto 33 en la lista de los 100 mejores prospectos fue víctima de problemas ( .226/.267/.338, 62 wRC+, minus-0.1 WAR). Y para colmo de males estuvo el hecho de que los Phillies generalmente lo colocaron como campocorto, donde casi no ha tenido experiencia como profesional, en vez de la segunda base, que es su posición natura, pero que está ocupada por César Hernández. Ha ocupado varias posiciones alrededor del diamante este año, pasando la mayor parte del tiempo en el jardín central (cubriendo la ausencia de Odúbel Herrera por su suspensión por violencia doméstica y la lesión de Andrew McCutchen) y la tercera base (donde Maikel Franco eventualmente se ganó un descenso a Triple-A).

 

James McCann, Chicago White Sox

ritmo

McCann ingresó este año, su temporada de 29 años, como la definición de un jugador de nivel de reemplazo, produciendo un 75 wRC + y una red de 0.0 fWAR en 452 juegos de carrera desde su debut en 2014. El año pasado, produjo un terrible 58 wRC + ( .220 / .267 / .314) y menos-0.5 fWAR, y luego no fue presentado por los Tigres a fines de noviembre. Ha entregado una nueva hoja en Chicago, y hasta ahora ha alcanzado .282 / .333 / .471 con 15 jonrones, un 112 wRC + y 2.1 fWAR, los mejores de su carrera en todos los ámbitos.

 

Mark Canha, Oakland Athletics

ritmo

El año pasado, Canha, quien fue titular por primera vez desde el 2015, bateó para un respetable 113 wRC+ (.249/.6328/.449) con 17 jonrones y WAR de 2.0 en apenas 411 apariciones al plato. Nadie se habría sorprendido si su rendimiento hubiese bajado, pero en cambio, el jardinero de 30 años ha mejorado a 148 wRC+ (.279/.391/.545) con 22 jonrones y 3.1 fWAR en 368 apariciones. Con un modo de batear muy disciplinado, en el que ha logrado recortar su tasa de abanicadas fuera de la zona (de 31.1% a 25.3%), le ha ayudado a aumentar su tasa de boletos (de 8.3% a 13.0%), mientras que su poder ha venido de jalar la pelota en el 53.1% de las pelotas en juego, la cuarta mayor tasa entre los jugadores en MLB con al menos 350 apariciones. Lo malo de jalar la pelota con regularidad es que los equipos contrarrestan eso con formaciones especiales, lo que tiene el efecto de bajar el BABIP del jugador. Eso podría bajar los números de Canha. Así que podríamos esperar que le ocurra algo así, dado su aumento de 14 puntos en el xwOBA (de .341 a .355) lo que sugiere que al menos una porción de sus ganancias de este año es exagerada.

 

Carlos Santana, Cleveland Indians

ritmo

A los 33 años, ha disfrutado de una gran recuperación a su regreso a Cleveland tras un año en Philadelphia. Ha mejorado su buena forma de batear disciplinada en el plato, haciendo swing apenas al 20.9% de los pitcheos fuera de la zona; su tasa de boletos de 17.3% y su porcentaje de embasamiento de .412, lo ubican segundo en ambos renglones en la LA detrás de Trout. Mientras tanto, su velocidad de salida ha aumentado de 88.8 mph a 91.8 (en el 93 por ciento); ha conectado 30 jonrones y tiene slugging de .541, un aumento de sus 24 jonrones y slugging de .414 del año pasado, y ha provisto una defensa por encima de la media (2.6 UZR) en ruta a un 4.3 fWAR, más del doble logrado el año pasado de 1.9.

 

DJ LeMahieu, New York Yankees

ritmo

La versatilidad de «Le Machine» – hace de todo, y todo lo hace bien, ha jugado al menos 33 partidos en la primera, segunda y tercera base – ha sido una bendición para los Yankees, quienes han enviado a cada titular a la lista de lesionados en un punto u otro de la temporada excepto por
Gleyber Torres y LeMahieu. Los números superficialmente modestos del jugador del cuadro de 31 años mientras jugaba la mitad de sus partidos en el Coors Field (.276/.321/.428) no fueron realmente buenos el año pasado (86 wRC+), pero ha logrado adaptarse a la baja de la altura, repartiendo hits por todos los puntos del diamante, y agregando 52 puntos al wRC+ (138, via sus números de .332/.378/.532 line).


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *