Freddy Galvis regresa a la Liga Nacional. Uno de los jugadores más populares de esta temporada en los Toronto Blue Jays se despide. Galvis ha sido reclamado por la vía de “waivers” por los Rojos de Cincinnati. Los Reds esperan que el “Toco” se integre al equipo el martes.

Nacido en Punto Fijo, Venezuela, pasó las primeras siete temporadas de su carrera en la Liga Nacional con los Filis de Filadelfia y los Padres de San Diego, con un corto paso, algo discutible, con los Toronto Blue Jays en la presente campaña. Los que nos hace la interrogante.

 

¿Por qué los Blue Jays decidieron salir de Freddy Galvis?

La decisión se produce después de que los Azulejos no pudieron encontrar un candidato para Freddy Galvis antes de la fecha límite de intercambio del 31 de julio, y con el éxito de la llegada de ligas menores de Bo Bichette, el cuadro está completamente lleno. En años anteriores, Galvis habría sido candidato para un acuerdo en agosto, pero bajo las nuevas reglas de la MLB esta temporada, sin una fecha límite de intercambio el 31 de agosto para los que estuvieran en la lista de “waivers”, por lo que los Jays no pudieron obtener algo de cambio de los Reds por Galvis.

El gerente general, Ross Atkins dijo que los Jays tenían pretendientes por Galvis antes de la fecha límite del 31 de julio. El falconiano está en medio de su temporada más productiva, bateando para .267 con 18 jonrones, y 54 carreras impulsadas, en 115 juegos, incluyendo su defensa de calibre de Guante de Oro.

Aun así, Galvis tenía oportunidad de jugar en la segunda base con los Azulejos, aunque ha pasado casi toda su carrera jugando en el campocorto desde su debut en 2012. Sin embargo, no es un movimiento impactante, además de Bo Bichette, también está Cavan Biggio quien es el dueño de la segunda base y Vladimir Guerrero Jr., en la tercera base. Otra opción es ser bateador designado, pero desperdiciarían su gran guante y por consiguiente le quitaría juego al novato Rowdy Tellez.

En realidad los Jays hicieron este “trato” para no tener que pagarle a Galvis por el resto de la temporada. Ahora pierden el salario pendiente, por pequeño que sea, y renuncian a algún jugador de ligas menores de bajo nivel. Los Azulejos sin duda se convierten en un equipo peor en ausencia del veterano, pero el razonamiento para su partida es claro. Quizás el único aspecto sorprendente de la transacción fue el hecho de que se produjo menos de dos semanas después de la fecha límite de negociación. Sabiendo que habían equipos que preguntaron por el venezolano. En ese momento se asumió que Galvis era valorado más por su liderazgo veterano, especialmente con jugadores latinoamericanos, más que por el exiguo retorno que pudo haber obtenido en un intercambio.

En última instancia, este es un negocio que funciona tanto para Galvis como para los Azulejos. El primero puede obtener los turnos al bate de su producción esta temporada, y su historial, garantiza. Este último puede dar a Bichette todas las oportunidades imaginables para desarrollarse al más alto nivel.

 

El motivo de los Reds

En cuanto a los Rojos, asumen el resto de su salario de $ 4 millones y la compra de $ 1 millón en una opción del club 2020 valorada en $ 5,5 millones.

Este es el segundo jugador notable que reclaman en lista de “waivers” en la última semana para los Rojos, que se están aprovechando de un sistema que ahora carece de una fecha límite de comercio de agosto en un intento de reforzar su lista. Los Rojos tomaron al derecho Kevin Gausman de los Bravos el lunes pasado. Gausman y Galvis podrían aumentar las posibilidades de playoffs de los Rojos este año, quienes están cinco juegos detrás de un lugar en el comodín en este momento, y podrán contribuir al club en 2020.

El infield medio de los Reds no cuenta con el tipo de promesa que tienen los BlueJays, por otro lado. El futuro agente libre, José Iglesias, ha estado lidiando con una lesión en el bíceps, que recientemente ha dejado al campocorto José Peraza como titular, y los números ofensivos de Iglesias han caído en gran medida desde un comienzo decente en los primeros meses de la temporada. Mientras tanto, tras haber cambiado al segunda base Scooter Gennett a los Gigantes en la fecha límite del mes pasado, los Rojos han recurrido a una combinación de Peraza, Josh VanMeter, Kyle Farmer y Derek Dietrich en la piedra angular en las últimas semanas.

Galvis debería ver una buena cantidad de tiempo de juego, por la lesión de Iglesias. Aunque cuando el cubano vuelva, el mánager David Bell, debería rotar a sus jugadores para tener un equilibrio.

En conclusión los Reds aseguran la posición de las paradas cortas con Galvis para la campaña que viene, insinuándole a Iglesias que busque un nuevo equipo en la agencia libre. El infield estaría integrado por tres venezolanos (Eugenio Suarez, Freddy Galvis y José Peraza) y un canadiense (Joey Votto) para el 2020.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *