Los últimos cinco campeones de la Serie Mundial, hicieron intercambios de mitad de temporada para aumentar sus posibilidades de campeonato y no ser perdedores. Por lo tanto, es incomprensible que hubo equipos que no hicieron casi nada o peor, no taparon las deficiencias que tenían. Estos equipos que quieren llegar a la Serie Mundial hicieron poco para abordar necesidades muy obvias. Aquí los equipos perdedores en el último día de cambios:

 

1. New York Yankees

Los máximos perdedores? Ni siquiera lograron adquirir a alguien. En un período de ocho juegos, permitieron 79 carreras y cada lanzador titular tenía una efectividad de al menos 11.00. Ellos, por supuesto, estaban conectados con casi todos los lanzadores iniciales del mercado. Pero no concretaron nada, lo que significa que las expectativas de la Serie Mundial se han atenuado, especialmente con los Astros, un equipo que ya figuraba como un contendiente principal, adquiriendo a Zack Greinke. Tienen que recuperarse, Luis Severino y Dellin Betances quienes han estado fuera todo el año, y deben obtener algunas sorpresas más si quieren ganar en octubre. Esa alineación es realmente buena cuando está sana, pero es difícil ganar un montón de 8-7 juegos seguidos en ese mes.

 

2. Boston Red Sox

Otros perdedores que necesitaban ayuda en el Bullpen. Los relevistas de Boston se han combinado para una efectividad de 4.53 este año. El sistema de la granja está un poco desnudo, pero se esperaba algún tipo de refuerzos. Y no hicieron absolutamente nada. Ahora, esto significa que todos los demás deben lanzar como Brandon Workman, uno de los pocos puntos brillantes del bullpen este año (2.08 ERA), y también significa que deben asegurarse de no trabajar demasiado en Workman antes de que llegue octubre. Y algo de ayuda de los jóvenes que vienen de las menores tampoco haría daño.

 

3. Los Angeles Dodgers

Han tenido el mejor récord en la Liga Nacional toda la campaña. Esa alineación está apilada y la rotación es sobresaliente si todos están saludables para octubre. Pero el bullpen? No es horrible, pero los bullpens mediocres rara vez ganan campeonatos. Necesitaban agregar una pieza establecida para prepararle el camino al cerrador Kenley Jansen (quien tiene la peor efectividad 3.67 en su carrera), y estaban conectados con los nombres más importantes, pero Shane Greene fue a los Bravos y los Piratas no aflojaron con Felipe Vázquez.

Buscaron alguna solución? Pues no, nada, en realidad, por eso es que están en esta lista de perdedores, aparte del especialista zurdo Adam Kolarek. Los Dodgers tienen un sistema de granja cargado, pero esta vez optaron por mantener sus perspectivas. Eso significa que las opciones internas tienen que llegar. El joven abridor Dustin May, uno de esos prospectos de élite que se quedó, podría irrumpir en los grandes en un papel de alivio. Kenta Maeda salió del bullpen en octubre en los últimos años, por lo que también podría volver allí. Y otros muchachos tienen que ser mejores.

 

4. San Diego Padres

Los Padres renuncian a Franmil Reyes y  Logan Allen, para conseguir a Taylor Trammell. Esto no tiene nada que ver con cómo es Trammell como jugador. El puede ser bueno. Pero renunciar a un buen bateador, lanzador y un jugador potencialmente bueno en el camino para conseguir un prospecto que esté bateando .236 en Doble-A es desconcertante. Mucha gente pregunta por qué San Diego haría este trato. ¿Por qué renunciar tanto para conseguir un chico con un perfil similar a Manuel Margot? Simplemente no tiene sentido y si Trammell no termina siendo una superestrella en el futuro, A.J. Preller escuchará sobre este acuerdo por un tiempo.

 

5. Cardenales de San Luis

Necesitan volver a la postemporada para terminar un período de tres años seguidos sin jugar en octubre, un deslizamiento inaceptable para una franquicia que, durante una increíble carrera de 16 años, llegó a la postemporada 12 veces, llegó al NLCS nueve veces, llegó a la Serie Mundial cuatro veces, y ganó todo dos veces. Necesitaban ayuda de rotación, ayuda de alineación y un poco de asistencia de bullpen también, aunque eso no fue tan apremiante. Lo que hicieron fue intercambiar a Jedd Gyorko por un zurdo Triple-A (Zac Rosscup) y seleccionaron a Adalberto Mejía de la lista de asignación de los Angelinos. Tendrán que colocar al mejor equipo en el campo en la segunda mitad de la temporada para poder lograr su objetivo.

 

6. Philadelphia Phillies

Las expectativas eran cautelosamente optimistas para los lanzadores de los Filis este año, pero, bueno, eso no ha funcionado. El bullpen ha sido malo y la rotación no ha sido mejor: Aaron Nola es el único titular con una efectividad por debajo de 4.46. El relevista David Robertson necesita una cirugía Tommy John y ya está fuera por lo que resta del año. Lograron tapar esos huecos? En realidad hicieron algunos movimientos, pero no fueron suficientes. Jason Vargas se unió a la rotación en un intercambio con los Mets, y Drew Smyly fue firmado después de que Milwaukee lo liberara. Será suficiente? Es difícil imaginar que la rotación gane una serie de octubre, si el equipo de alguna manera logra llegar allí. Smyly ha sido increíblemente bueno en sus dos aperturas en Filadelfia (0,69 ERA), pero fue liberado por los Rangers y los Cerveceros en los últimos dos meses, por lo que tal vez no sea una buena idea contar con esa producción continua.

 

7. New York Mets

Los Mets adquieren a Marcus Stroman, y se aferraron a Noah Syndergaard y Zack Wheeler en el último día de cambios. Agregar a Marcus Stroman es genial, si eres un contendiente. Pero los Mets no son eso. Y ya la rotación de este equipo es bastante bueno. ¿Por qué agregar otro abridor cuando el pitcheo ya es alto? ¿Por qué no agregar un cerrador donde el equipo está fallando y ser menos perdedores? Es por eso que este movimiento no tiene sentido a primera vista. A segunda vista, hicieron el trato aún peor al adquirir Stroman por un precio tan bajo. Los Mets establecieron un mercado bajo al enviar a dos lanzadores de ligas menores, pero aunque fueron «insistentes» en tratar con Syndergaard, siguieron pidiendo precios altos. Stroman ha sido mejor que Syndergaard este año y tiene solo un año menos de control. ¿Por qué un equipo daría una gran carga por un lanzador con números y control similares mientras paga un precio bajo? Los Mets insultaban la inteligencia de otros equipos y sus socios comerciales potenciales no tenían nada de eso. Probablemente esto también dolió con Zack Wheeler, ya que los Mets supuestamente querían un gran retorno para él, a pesar de ser un mero alquiler. Los Mets se dispararon en el pie y ahora tienen una de las mejores rotaciones, para un equipo que sigue luchando por el comodín.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *