Los fichajes de esta ventana de pases trajeron una nueva tendencia que parecía prácticamente olvidada con la marcha de varios jugadores con amplia experiencia en el fútbol europeo para unirse a los clubes más importantes de Sudamérica.

La puerta la abrió Daniele De Rossi, quien siempre expresó sus altos deseos de jugar en Boca Juniors luego de hacer carrera como una leyenda de la Roma. Atraído por la mística xeneize, de la cual se enamoró en los tiempos de Diego Armando Maradona, el experimentado campeón del mundo arribó a la Bombonera.

El italiano fue anunciado por todo lo alto en Argentina y se espera un nivel alto en un equipo que espera sacarse pronto la espina de caer en la final de Copa Libertadores frente a su odiado rival, River Plate.

Los dos fichajes en Sudamérica de este tipo llegan del mismo lugar: Sao Paulo. Primero dio el golpe sobre la mesa a repatriar a uno de los futbolistas brasileños con un mejor carrera a nivel de clubes en el Viejo Continente, Dani Alves.

El lateral derecho estaba sin contrato luego de su salida del PSG y si bien parecía tener algo más para dar en Europa, decidió regresar a su país.

El mismo equipo también se hizo con los servicios de Juanfran, quien fue uno de los hombres más regulares en esta gran época de Diego Simeone al frente del Atlético de Madrid.

Casos de jugadores de alto nivel que llegan a Sudamérica, de una segunda línea, tienen uno de los mejores ejemplos en Eduardo Salvio quien también firmó con Boca Juniors.

El fútbol mundial tiene un nuevo destino para los más experimentados… ¿Será una tendencia a la que se le sumarán más y más?


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *