Terminó la Summer League de Las Vegas, un torneo que se volvió una tradición y que año a año crece en emoción y competencia. Un certamen que, como es habitual, se convierte en la primera instancia para ver a los rookies y los de segundo año vayan desplegando su talento en lo que es su estreno en escena en una cancha NBA. Después de la consagración de Memphis Grizzlies como campeón, venciendo en la final a los Minnesota Timberwolves, es hora de darle una mirada a las mejores rookies y sophomores de la Summer League en Las Vegas:

 

Sophomores:

Miles Bridges, Charlotte Hornets

Bridges fue el pick número 12 del Draft del año pasado, pero no tuvo mucho desarrollo en la rotación de los Hornets. Promedió 21,2 minutos por partido (decimoquinto entre los rookies) aunque le bastó para mostrar su talento: un atletismo incomparable que puede defender casi de 1 a 4 y además extender la cancha con su aceptable promedio de triple (32%).

Anfernee Simons, Portland Trail Blazers

El base de 20 años fue elegido en la posición número 24, pero apenas jugó 20 partidos con los Blazers, promediando 3,8 puntos en 7,0 minutos por partido.Todavía es un poco delgado para la NBA, pero seguramente durante esta temporada Terry Stotts le dé más minutos de recambio detrás de una de las mejores duplas de backcourt como lo son Damian Lillard y CJ McCollum.

Mitchell Robinson, New York Knicks

Robinson es uno de esos atletas que inmediatamente llaman la atención de cualquiera cuando está adentro de la cancha. El pivote de 21 años y 2,16 metros de altura se destacó en su primera temporada de NBA al promediar ¡2,4! tapas por partido, empatando en el segundo lugar con nada más y nada menos que Anthony Davis (detrás de Myles Turner).
En la Summer League lideró a todos los jugadores con 3,6 tapas, mientras promedió un doble doble de 13,8 puntos y 10,6 rebotes con 85% de campo.

Novatos:

Brandon Clarke, Memphis Grizzlies

El doble MVP, del torneo en sí y de la definición ante Minnesota para consagrarse campeón con los Grizzlies. La carta de presentación del 21° del último Draft fue más que buena para un Memphis cuyo foco está pura y exclusivamente en la reconstrucción. Encontrar esta versión en el interno de 22 años es por demás positivo en ese camino.
Clarke se mostró dominante a partir de sus cualidades conocidas: grandes y explosivas condiciones atléticas, inteligencia para jugar las caídas en ataque y para ocupar espacios, sólido para cuidar su canasto en defensa. Sus promedios de 14,7 puntos (55,2% campo), 9,8 rebotes, 2,0 asistencias y 1,8 tapones en 22,0 minutos hablan por sí solos de su aporte. También es para destacar su 5-9 triples totales para el torneo, una muestra de que su juego se va expandiendo de a poco. En la final, Clarke sumó 15 tantos, 16 recobres (6 ofensivos), 4 asistencias y 3 tapones en 25 minutos. Otro canadiense con chances de hacerse un lugar en la liga.

Nickeil Alexander-Walker, New Orleans Pelicans

La franquicia no sólo se llevó un valor enorme en el último Draft a través de Zion Williamson (N°1). En el puesto 17 seleccionó a este guard que demostró un talento fantástico que le permitió ser parte del quinteto ideal de la competencia y, fundamentalmente, lo pone en la órbita de un posible lugar en la rotación de Alvin Gentry rumbo a la próxima temporada.

El canadiense llegaba como un jugador con gran capacidad para anotar a partir de su variedad de recursos (y un destacado lanzamiento en salto). La cual demostró esas cualidades en Las Vegas: en 4 partidos, promedió 24,3 puntos, la mejor cifra sacando a Frank Jackson y Loonie Walker IV (30 de media, pero con 1 y 2 encuentros disputados, respectivamente). Asi como un genial 40,6% en triples, con 8 intentos de media por juego.

Tyler Herro, Miami Heat

Otro que parece haber encontrado una pieza valiosa en el Draft fue el Heat, que seleccionó en el puesto 13° a este escolta que partido a partido ganó en confianza y fluidez, y mostró una comodidad y naturalidad muy clara a la hora de ser un anotador peligroso.

Fue la principal carta del Heat en el torneo, y durante 4 encuentros en Las Vegas promedió 19,8 puntos, con 33% en triples (en 7,5 intentos por presentación). Completó su aporte con 4,5 rebotes, 4,2 asistencias y 1,5 robos en 29,6 minutos, números similares a las dos actuaciones que había tenido en la Summer League de California. Y si bien su tiro es el sello de su juego, su visión como generador de juego dejó bastante para apreciar. Miami sumó a Jimmy Butler como gran incorporación para el puesto, para Herro parece haber llegado para sumar cosas valiosas desde atrás en la rotación de Spoelstra.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Redactor de NBA y MLB en Hispanic Sports Media - @sebastian0209 en Twitter y en Instagram @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *