A lo largo de los años, hemos visto momentos y presentaciones increíbles gracias a Josh Hamilton, Giancarlo Stanton, Ken Griffey Jr., Bryce Harper, Aaron Judge y otra larga lista de nombres. Eso es lo que pasa con el Festival de Jonrones: Es uno de los grandes espectáculos del deporte. Entonces, mientras nos preparamos para el T-Mobile Home Run Derby la noche del lunes, revisamos lo que consideramos los mejores momentos de este evento desde que fue inaugurado en 1985:

1. Josh Hamilton conecta 28 jonrones en una ronda (2008)

La exhibición de Hamilton en la primera ronda fue tan increíble que sus compañeros convocados al Juego de Estrellas se unieron al público parándose y aplaudiendo aquella actuación que enseguida se convirtió en leyenda. El segundo jonrón de Hamilton por poco sale por completo del viejo Yankee Stadium, lo que causó una ovación tan grande que el jardinero debió salir de la caja de bateo y saludar al público con su gorra. Pocos recuerdan que fue Justin Morneau, y no Hamilton, quien ganó el Festival aquel año. De los mejores momentos.

2. Ken Griffey Jr. la envió en la fábrica que está detrás de Camden Yards (1993)

Cuando estaba en su tope, no ha habido nadie mejor que Ken Griffey Jr. Sigue siendo el único jugador en ganar el Festival de Jonrones tres veces (1994, 1998 y 1999). No se llevó el de 1993, pero protagonizó uno de los momentos más memorables en la historia del Derby al convertirse en el único que ha bateado una pelota sobre la calle Eutaw de Baltimore y directamente hasta el edificio de la fábrica ubicada detrás del estadio por la zona del jardín derecho. El puertorriqueño Juan Igor González ganó aquel año, pero fue el cañonazo de Griffey de 465 pies que hizo historia. Los Orioles le dedicaron una placa en el lugar donde pegó la bola.

3. Bryce Harper conecta nueve cuadrangulares en 50 segundos para ganar en casa (2018)

Harper puso a los asistentes en el Nationals Park de pie, gritando con cada swing mientras el héroe de la casa armaba una reacción impresionante para superar a Kyle Schwarber en el cierre más dramático que se ha visto en un Festival de Jonrones. Fue presentado en medio de una ovación antes de que comenzara el evento y luego recibió otra cuando se paró en el plato vistiendo una bandana de Washington en la cabeza. De los mejores momentos en esta década en un Derby.

4. Aaron Judge da cuatro vuelacercas de 500 pies (2017)

Judge entró a la caja de bateo del Marlins Park siendo uno de los novatos más famosos en la historia reciente. Luego se convirtió en el primer novato en ganar el Derby de Jonrones dando batazos que totalizaron casi dos millas de distancia, incluyendo 16 que salieron disparados a 115 millas por hora o más. Sacó 11 en las finales para vencer al dominicano Miguel Ángel Sanó de los Mellizos.

5. Giancarlo Stanton conecta un par de cañonazos de 497 pies (2016)

La llegada de Statcast en el 2015 le añadió una nueva dimensión al Festival de Jonrones, y Stanton puso a trabajar al sistema de rastreo un año después. Sacó la bola con 24 de sus primeros 30 swings y empató una marca del Derby con 41 jonrones en las primeras dos rondas, antes de batear otros 20 en la final. Entre ellos, se destacaron dos estacazos de 497 pies, incluyendo uno que pasó por detrás de la zona negra en el jardín central. Ese día, Stanton disparó 20 de los 21 cuadrangulares más largos que se dieron, de un total de 142.

 

6. Mark McGwire bombardeó la calle Landsdowne (1999)

McGwire empezó a mandar vuelacercas sobre el Monstruo Verde y hasta la calle Landsdowne de Boston de forma tan natural que parecía haber encontrado otra velocidad en su swing. Entró en tal ritmo en la primera ronda que el dominicano Pedro Martínez le quitó el bate echando broma para romper su rutina y ayudar a su compatriota Sammy Sosa. Al final, McGwire perdería ante Griffey Jr, pero ofreció un espectáculo para el recuerdo.

7. Todd Frazier gana el evento frente a sus fanáticos (2015)

Dos años después de ser superado por el cubano Yoenis Céspedes durante la final en el Citi Field, el tercera base de los Rojos venció a Joc Pederson de los Dodgers por 15-14 en una ronda extra, desatando una celebración con fuegos artificiales y una ola de aplausos que probablemente recordará Frazier por toda su vida.

8. Bobby Abreu celebra para Venezuela en una sorpresiva exhibición de poder (2005)

El venezolano Abreu jugó 18 temporadas, dio 2,470 hits y tuvo un OPS de por vida de .870. Puede que haya sido uno de los jugadores más subestimados de su generación, pero Abreu protagonizó un gran momento en el Comerica Park bajo la mirada del mundo del béisbol. Aquella noche, la botó con su primer swing y sacó un total de 41 pelotas. El también venezolano Johan Santana llamó a su padre durante el evento y le dijeron que el país estaba “paralizado”, con las miradas puestas en uno de sus jugadores predilectos.

 

9. Big Papi le dedica la victoria en el HR Derby a José Lima (2010)

La quinta presentación del dominicano David Ortiz en un Festival de Jonrones se convirtió en la que probablemente recordará más. Sus 32 bambinazos tuvieron una distancia promedio de 417 pies en Anaheim y después de ganar, Ortiz le dedicó el triunfo a su compatriota José Lima, quien había fallecido dos meses antes.

10. Giambi gana el Festival, pero Sosa se roba el show (2002)

Jason Giambi se convirtió en el primer jugador en dar al menos siete jonrones en tres rondas seguidas para llevarse la victoria. Pero después, reconoció que la noche perteneció a Sammy Sosa, quien conectó tres cuadrangulares que salieron por una ventana fuera de Miller Park. Mandó otro hasta el tobogán por donde se desliza Bernie Brewer y uno que pasó por encima de la pizarra en el jardín central. En total, Sosa pegó siete palos de 500 pies y 10 de al menos 480.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *