Era el último juego en la Oracle Arena, casa de los bicampeones defensores. Solo necesitaban un triunfo más para que las puertas del olimpo de la NBA se abrieran para su ingreso. La corona del mejor baloncesto del mundo cambió de dueño: Toronto es el nuevo monarca.

Los Raptors derrotaron 114-110 a los Golden State Warriors la noche de este jueves 16 de junio en el Juego 6 de las finales y se proclamaron campeones por primera vez en su historia.

Es la primera vez que una franquicia no estadounidense lleva a sus vitrinas el trofeo Larry O’Brien.

Los de la bahía habían ganado tres de las últimas cuatro finales y trataban de alzarse con su tercer anillo al hilo para ser reconocidos como una dinastía, pero se enfrentaron a unos Raptors que demostraron ser el mejor equipo.

Kawhi Leonard, nombrado Jugador Más Valioso de las finales, volvió a ser importante para los reptiles para ganar su segundo anillo de la liga tras triunfar anteriormente con los Spurs. Aportó 22 puntos, siendo uno de los cuatro jugadores que superaron las 20 unidades.

Leonard, levantando el trofeo que lo reconoce como el MVP de las finales.

El ala-pívot Pascal Siakam lució con 26, los mismos cartones que el base Kyle Lowry. El armador suplente Fred VanVleet finalizó con 22.

Los Warriors, por su parte, mermados durante casi toda la postemporada por lesiones de Kevin Durant, Klay Thompson, entre otros, se apoyaron en su escolta titular para tratar de llevar la serie a un séptimo duelo. Pero no lo consiguieron a pesar del corazón y las ganas que demostraron en la duela.

Thompson activó la escopeta y anotó 4-6 triples para un total de 30 puntos. En el tercer cuarto se lesionó una de sus rodillas, volvió para lanzar dos tiros libres (10-10) pero no pudo continuar. Su salida del encuentro marcó el final del partido aunque Golden State luchó hasta el final.

El primer reporte no oficial es que «Thompshot» se habría todo el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Thompson, en el momento de su lesión. Foto vía Twitter.

Stephen Curry finalizó con 21 unidades, una menos que el alero Andre Iguodala. Draymond Green se multiplicó en la cancha con un triple-doble: 11 puntos, 13 asistencias y unos sorprendentes 19 rebotes.

La derrota en las finales de este año pueden marcar un antes y un después en Golden State, tomando en cuenta que Kevin Durant, DeMarcus Cousins y Klay Thompson serán agentes libres, que serían bajas significativas para los Warriors. Además, la franquicia se mudará a San Francisco.

Por Toronto, Leonard también tendrá que pasar por la agencia libre, pero en la franquicia canadiense pensar en la temporada muerta no será una obligación en los próximos días. Por ahora, a celebrar.

El norte está de fiesta porque el olimpo de la NBA recibió a los campeones Raptors.

 


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *