Con un 18-0 parcial en el tercer cuarto, una ventaja que sirvió para una de las grandes remontadas en las finales de la NBA, los Golden State Warriors igualar la serie (1-1) por el título Larry O’Brien al vencer 109-104 a los Toronto Raptors.

Los reptiles habían vencido a los bicampeones en el Juego 1 por 118-109 el pasado jueves 30 de mayo.

Este domingo 2 de junio, en la Scotiabank Arena, la franquicia canadiense inició bien el partido y al medio tiempo ganaba 54-59. Pero el rally de 18 puntos y de Golden State sin canastas en contra en el tercer tramo fue clave para el desenlace del encuentro, que finalizó con un triple de Andre Iguodala a falta 5,9 segundos para el cierre.

Cuatro de los cinco titulares de Warriors superaron la decena de cartones. Stephen Curry fue el máximo anotador con 25, seguido de Klay Thompson (23), Draymond Green (17) y DeMarcus Cousins.

Green rosó el triple-doble con 10 rebotes y nueve asistencias. Además, registró dos robos y un bloqueo. Cousins, centro titular del equipo, también atrapó 10 balones.

«Físicamente hicimos un gran trabajo, mucho mejor que en el primer encuentro».

Cousins.

El head coach de Golden State, Steve Kerr, también habló tras la victoria: «Fue una gran victoria. Ahora debemos volver a casa y proteger nuestra pista. Estoy muy orgulloso de este equipo».

Por los Raptors, Kawhi Leonard fue el máximo anotador del encuentro con 34 puntos y logró el doble-doble con 14 rebotes. El segundo máximo encestador de Toronto fue el base suplente Fred VanVleet, con 17, quien 38 minutos, 10 más que el titular Kyle Lowry, quien arrastra una dolencia en el pulgar izquierdo.

El centro español Marc Gasol aportó seis puntos y la misma cantidad de rebotes.

«Doloroso» triunfo

No todo fue alegría en los Warriors. Además de la ya conocida lesión de Kevin Durant (pantorrilla) que lo mantiene apartado del equipo desde las semifinales de la Conferencia del Oeste y de quien se desconoce cuándo volverá a la duela, Thompson y el poste Kevon Looney se unieron a la enfermería del equipo.

El escolta tuvo que abandonar el partido en el último periodo por lo que consideran en una primera instancia es contractura muscular en la pierna izquierda, según la Espn.

Looney, por su parte, se fisuró la clavícula en la primera parte.

Sobre Thompson, Kerr explicó: «Klay dijo que estará bien. Pero Klay podría estar medio muerto y diría que se siente bien. Veremos. Sintió un tirón en la corva. Piensa que es menor, así que no sé qué pasará más adelante».

Sobre el centro, el técnico explicó: «No tenemos mayores detalles».

La final se mudó a la bahía y el Juego 3 se disputará el miércoles 5 de junio a las 9:00 de la noche en la Oracle Arena.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *