Este sábado se disputa la final de la Champions League entre Tottenham y Liverpool, en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, y te traemos cinco claves para analizar sobre el duelo.

La solidez defensiva

Aunque por nombres Liverpool cuente con mayores referentes -Virgil Van Dijk fue escogido como jugador del año en la Premier League, sucesor como defensor del mítico John Terry-, el sistema de zagueros de Tottenham muestra mayor solidez. La derrota 3-0 ante Barcelona demuestra que los Reds pueden caer en baches que un rival de peso puede aprovechar.

Tottenham saldría con Hugo Lloris como arquero; Kevin Trippier y Danny Rose en los laterales; Toby Alderweireld y Jan Vertonghen en el centro. Mientras, Liverpool trabajaría con Alisson en la arquería; Trent Alexander-Arnold y Andy Robertson en los laterales y Van Dijk y Joel Matip en la zaga central.

VENTAJA: Tottenham.

El músculo en el mediocampo

Ambos equipos tienen en común la fortaleza por encima de la elaboración en el medio sector. Tottenham apuesta por Moussa Sissoko y Vincent Wanyama en la contención, mientras que Liverpool tiene a Jordan Henderson, Fabinho y James Milner, aunque cuidado si entra finalmente Naby Keita. Del medio hacia adelante en los Spurs destaca la velocidad de Christian Eriksen, Dele Alli y Son Heung Min.

VENTAJA: Tottenham.

Huracán en el frente

Los Spurs tienen en Harry Kane a su hombre gol, con cinco goles, pero es duda su titularidad luego de una lesión que tomó largo tiempo de recuperación. Lucas Moura fue el héroe en la remontada ante Ajax, anotando los tres goles con Kane aún en rehabilitación. ¿Por quién irá Mauricio Pochettino?

Mientras, en Liverpool las cosas, aunque tampoco están tan claras, parecen más peligrosas: el tridente Mohamed Salah-Sadio Mané-Roberto Firmino tiene en el brasileño una pieza floja, por problemas físicos. ¿Apelará Klopp a otro delantero o buscará un mediocampista? ¿Será Sherdan Xhaqiri el elegido?

VENTAJA: Liverpool.

El factor emocional

Una final se juega con sangre fría, y aquí gana Pochettino frente a Klopp. El alemán es un experto en subcampeonatos: viene de caer ante Real Madrid en la final del año pasado, y no ha podido conquistar un título aún con los Reds. Pochettino sabe que su equipo se juega la historia -nunca ha conquistado una Champions- y que hay que ir con cautela. Aunque las vocaciones ofensivas de ambos técnicos son un hecho, la frialdad de Poch puede ser determinante frente a la emotividad de Klopp.

VENTAJA: Tottenham.

La Champions y los finalistas

Liverpool ha ganado cinco Champions: 1977, 1978, 1981, 1984 y la memorable edición de 2005. Tottenham nunca ha ganado una.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *