Una de las imágenes con mayor carga emotiva y más bonitas vistas en el deporte el día de hoy ha sido la que dejó el fuerte abrazo que se dieron Nicolás Mahut y su pequeño niño, luego de que el francés cayera en la tercera ronda del Roland Garros.

Leonardo Mayer fue el verdugo de Mahut que había anunciado que se retiraría luego del torneo. El año pasado había dicho que lo haría pero continuo jugando hasta el día de hoy.

Mahut cayó 3-6, 7-6 (7-3), 6-4 y 7-6 (7-2) terminando así su carrera. Pero la imagen junto a su hijo se ha robado todos los titulares. Esto es lo realmente importante de la vida se gane o se pierda, el amor de la familia.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *