Que los Toronto Raptors estén en la final de la NBA no es una casualidad. Sus resultados, su máxima estrella, un quinteto competitivo y suplentes rendidores hablan por sí solo.

Cuando a Kawhi Leonard le quedaba un año de contrato con los Spurs de San Antonio, la franquicia decidió cambiarlo a la franquicia canadiense en un canje que incluyó a DeMar DeRozan. Aunque Raptors sabía que solo contaría a priori una sola temporada con el alero, sabía que haría del quinteto titular un equipo contendiente. Y así fue.

Toronto finalizó la campaña regular de la liga con el segundo mejor récord (58-24), a dos victorias de la mejor marca, de los Milwaukee Bucks (60-22), a quienes vencieron en la final de la Conferencia del Este en seis juegos.

De local, Raptors finalizó 32-9 y 26-15 como visitante. Con un gran porcentaje de triunfos jugando en casa, tendrá ventaja de localía en la final de la NBA.

El rival de los canadienses serán los Golden State Warriors, bicampeones defensores, que jugarán su quinta final consecutiva. Hombre a hombre, parece que los reptiles pueden competir contra Stephen Curry y compañía.

En la postemporada, Leonard lidera en promedios a los Raptors en puntos (31.2), rebotes (8.8) y robos (1.6).

En el marco de las asistencias, Kyle Lowry encabeza al equipo con un bajo 6.4 a pesar de ser el base titular. Esto se debe a que, por el estilo de juego de los reptiles impuesto por el head coach Nick Nurse, todos los jugadores en el tabloncillo intervienen en la zona rival. Se puede tomar como ejemplo a Marc Gasol, quien llegó a Canadá a media temporada y es el tercero con mejor promedio en buenos pases en playoffs con 3.2 por encuentro, siendo el centro titular.

El segundo mejor ofensivo de Toronto es el camerunés Pascal Siakam, ala-pívot titular. Anota 18.7 cartones por partido y en cada compromiso casi promedia doble-doble con siete atrapadas en cada actuación.

El escolta Danny Green es del quinteto abridor el que menos minutos tiene por duelo (28.9), en parte por su bajo 32.5% en tiros de campo. Pero en Toronto los suplentes han respondido cuando los titulares se tambalean.

El aporte de la banca

Mientras Green promedia por juego en postemporada 6.8 puntos. El base suplente Fred VanVleet se acerca con 6, ambos superados por el poste Serge Ibaka 8.7 y el alero Norman Powell 8.2.

Nurse ha sabido distribuir los minutos para quienes se sientan en el banquillo. VanVleet, Ibaka y Powell, quienes son los tres suplentes más usados, juegan entre 17 y 22 minutos cada encuentro en postemporada.

Los Raptors parecen tener un balance perfecto entre el accionar inicial y el aporte de la banca. Con un inspirado Kawhi Leonard, de lo mejor de la liga, un quinteto encabezado por él que ha demostrado que es duro de vencer y alternativas en la banca que pueden sostener o cambiar a su favor el ritmo de los encuentros, ¿le alcanzará a Raptors para ganar su primer anillo de la NBA?


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *