Arrogancia, irresponsabilidad, faltas de respeto, inmadurez, talento y juventud. Son algunas de las palabras con la que se pudiesen definir la personalidad de Nick Kyrgios. A pesar de su enorme potencial para jugar al tenis, sus repetitivos problemas de conducta comienzan a cansar y molestar a colegas, árbitros, periodistas y fanáticos.

En una semana para el olvido y donde cargó en contra de varios compañeros de labor. Diferentes tipos de de indisciplina dentro y fuera de la pista, declaraciones desafortunadas, Kyrgios es más noticia por todo lo anterior que por lo que en verdad debería serlo.

En su partido del día de hoy ante Casper Ruud, Kyrgios perdió su paciencia y decidió lanzar una silla por los aires. La razón solamente la conoce él pero son comportamientos que la ATP no soportará. A la postre, el australiano fue expulsado del torneo y deberá cancelar la suma de 20.000 dólares luego de su pésima actuación.

Video del día

Al comienzo de la presente semana, Kyrgios había hecho unas declaraciones en donde expresaba, «siento que Djokovic tiene una obsesión enfermiza con ser querido por la gente, no soporto». Además agregó que «en par de ocasiones le ganó sin mayor dificultad. Y que jamás será el mejor para él».

Declaraciones muy picantes que no cayeron bien en ningún ámbito. Rafael Nadal también le criticó su actitud durante la final en Acapulco. Y habiendo ganado dicho partido, Kyrgios aseguró que durante el mismo torneo no se acostó nunca antes de las cuatro y 30 de la madrugada todos los días. Sin duda, todo lo que no debe hacer un profesional por está época.

Si a esto le sumamos la multa que recibió por simular una masturbación dentro de la pista. Las excentricidades en la misma, los llamado de atención por los árbitros en cada partido. Y su actitud al creerse superior a los demás, hacen de él una persona no agradable en el circuito.

La falta de conducción, la fama y la irresponsabilidad son la principal carta de presentación de un jugador que podría estar en el top diez con facilidad. Lastimosamente, todo lo anterior le juega en contra y es un talento que se pierde. No solo por él y su futuro, si no por el espectáculo y por esos niños a los cuales debe darle un ejemplo.

El tenis australiano suma talento pero también descontrol

Uno de los países con mayor talento deportivo en el mundo es Australia. No solo en el tenis, si no en baloncesto y rugby, en donde son una potencia. Sin embargo, en el deporte blanco, a pesar del enorme talento que poseen, las indisciplinas están la orden del días. Pasando por Lleyton Hewitt, Thanasi kokkinakis, Bernard Tomic hasta Kyrgios.

Cada uno de ellos en su dimensión han tenido problemas con el orden tanto en la cancha como fuera de ella. La fama, el dinero, el reconocimiento y el también saberse que son buenos en la disciplina que practican hace que su ego se realce. Una condición a la cual ninguna persona debería llegar.

¿La ATP debería tomar cartas en el asunto?

La Asociación de Tenistas Profesionales tiene que darle una respuesta contundente a estos incidentes. Se puede concordar que algunos gritos, reclamos y quejas sean parte del espectáculo pero las faltas de respeto a compañeros de labor, medios de comunicación y sobre todo al público no pueden perdonarse, ni pasarse por alto.

Hasta el momento no se han expresado mayormente de lo que lo han hecho. Pero es muy probable que más pronto que tarde el gremio de jugadores, presidido por Novak Djokovic eleven una queja mayor, porque de no hacerlo, las cosas pueden terminar en un problema mayor.


Like it? Share with your friends!

Elvis Paz

Periodista maracucho. Fanático de los deportes sobre todo del fútbol y tenis. Parte del equipo de trabajo de @hsmdeportes Twitter: paz_elvis Instagram: elvispm19

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *