Tres temporadas consagratorias en el fútbol venezolano con el Deportivo Anzoátegui y el Carabobo FC bastaron para que Luis Mago diera el salto al exterior a defender los colores de Palestino, equipo de la primera división de Chile.

El defensor de 24 años ha mantenido la buena racha y se ha hecho un lugar en el 11 titular del técnico Ivo Basay, mostrando gran versatilidad en dos demarcaciones importantes en la defensa, como lateral izquierdo y principalmente, como central.

Mago conversó en el programa radial “Panas y Vinotinto” sobre los retos que afronta con el equipo austral y cómo viene preparándose de cara a la Copa América, a sabiendas que su principal chance de hacerse un hueco en el equipo pasa por el flanco izquierdo, en caso de ser tomado en cuenta por el técnico Rafael Dudamel en la lista de 23 convocados.

“Cada vez que voy a la selección, voy con el chip de lateral. Sé que es lo que necesita el equipo, es donde está la carencia, a pesar de que estoy jugando de central, trato de adaptarme rápido. No me costó mucho. Sé que la necesidad es en la posición de lateral”.

Buen presente Vinotinto

Mago espera que el rodaje que tiene con Palestino, equipo que disputa la actual edición de la Copa Libertadores y el torneo chileno, le sirva como argumento para convencer al técnico Vinotinto de hacerse con un lugar entre los convocados.

El jugador cuenta con nueve partidos en la actual edición de la Copa, entre la fase de clasificación previa y la de grupos, todos como titular, ante equipos como Inter de Porto Alegre, Independiente de Medellín o el vigente campeón, River Plate. Sin embargo, sabe que, en su actual posición de central, no se concentran sus chances de integrar la convocatoria para la Copa América, por lo que se mentaliza de cara a los compromisos con la selección.

 “Cuando llegué era lateral izquierdo. El profe (Basay) me preguntó si estaba para el rol de central por mis características y le dije que sí. Ya en Venezuela jugué varios partidos ahí, no es una posición tan complicada, eso sí, los errores se pagan caro. Cumplir todos esos roles, sumar experiencia en una competencia internacional me sirve a mí y a la selección”, argumenta.

El zurdo también se mostró muy contento por el desempeño de varios compatriotas en el fútbol foráneo, tanto de Chile como de otras latitudes, enumerando los casos de Hebert García, quien marcó doblete en la última jornada entre Universidad de Concepción y Curicó Unido (1-2), “el mismo Wuilker Fariñez la está rompiendo en Colombia, también el Colorado (Fernando Aristeguieta). Ahí nos damos cuenta del talento que tenemos. Se nota que podemos competir con cualquier futbolista”.

Salo y Tomás como referentes

Mago, quien marcó su primer gol en Chile la semana pasada en el empate 2-2 de Palestino ante Coquimbo Unido, valoró el buen momento que atraviesa la selección y alabó el buen ambiente dentro del grupo, encabezado por Tomás Rincón y Salomón Rondón.

“La jerarquía que ha obtenido la selección con Tomás y Salomón, todo el ejemplo que nos dan los hace referentes. Con esa jerarquía nos han contagiado y ayudado a darnos cuenta de que podemos competir con cualquier rival”.

“Tenemos siempre la responsabilidad de ganar y competir de tú a tu. Cuando jugamos contra cualquier selección no nos sentimos inferiores”, agregó.

En cuanto a los rivales de la Copa América, que los emparejó en el Grupo A con Perú (debut el 15 de junio en Porto Alegre), el anfitrión Brasil el 18 de junio en Salvador de Bahía, para cerrar contra Bolivia el 22 de junio en Belo Horizonte, Mago expresó que como grupo aún no analizan esos partidos pues “tenemos tres amistosos por delante para seguir preparando el trabajo que llevamos”. Sin embargo, indicó que enfrentar jugadores de la talla de Neymar, William o Phillipe Coutinho de Brasil es donde “quieres demostrar de lo que estás hecho y vienes trabajando. Pueden cambiarte la historia como futbolista, no hay mayor motivación que esa”.


Like it? Share with your friends!

Julio César Castellanos
Periodista. Béisbol y fútbol como referencia. Conductor en el programa Panas y Vinotinto. Viviendo en Buenos Aires.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *