Cuando de hablar del fútbol venezolano se trata, la palabra de Richard Páez tiene un peso muy especial y es sagrada entre el gremio futbolístico nacional.

Bajo la tutela del merideño, inició lo que fue el llamado “Boom Vinotinto” a principios del 2000 (2001-2007), que terminó por despertar a una fanaticada futbolera ávida de resultados positivos, de competitividad en el plano internacional.

En entrevista con el programa radial “Panas y Vinotinto”, transmitido desde Buenos Aires, el ex-director técnico del Millonarios (Colombia) y Deportivo Cuenca (Ecuador), entre otros, repasó la actualidad del seleccionado tricolor, la polémica con la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) y su director técnico Rafael Dudamel, tras la última fecha FIFA, donde se rescató una importante victoria 3-1 sobre Argentina y se cayó 2-1 ante el combinado de Cataluña.

Páez lamentó que tras el importante resultado ante la albiceleste, no se pudiera celebrar “un triunfo histórico” tras las declaraciones post partido de Rafael Dudamel, aduciendo injerencia política en la FVF, cuando, enfatizó, “fue la propia FVF la que permitió la presencia política” dentro de la estructura federativa.

“(Rafael) Dudamel habla que la política está entrometida en la Federación o que quisieron contaminar con política la selección, cuando fue la propia FVF que permitió esa politización”.

El entrenador de 65 años agregó que “al permitir que el presidente del IND, que es un funcionario público, forme parte de la dirigencia de la FVF, va en contra de la reglamentación FIFA… Y FIFA se hizo el desentendido. No hubo una institución que le diera importancia a la presencia de un funcionario público en la Federación”, indicó haciendo alusión a Pedro Infante Aparicio, segundo vicepresidente de la FVF, cargo que lleva en paralelo al de Ministro de la Juventud y Deporte. “Ahora hablan de que están contaminando con la política porque estuvo el embajador del presidente (Juan) Guaidó en esa última cita que tuvieron”, sostuvo.

Paéz admitió que cuando él era el seleccionador también hubo acercamientos por parte del presidente Hugo Chávez, sin embargo, siempre se negó al intervencionismo del Estado.

“Cuántas veces no me llamó a mí el presidente Chávez para que formara parte del Ministerio de Deporte en Venezuela. Quiso llevar gente de fútbol a la política y de la política al fútbol. Nosotros siempre tuvimos una posición firme de que la Vinotinto es una reserva moral para el país, es de todos los colores, ¿quién se puede llevar el crédito de ser el dueño de la Vinotinto, qué partido político?, ¿qué gobernante se puede dar ese tupé? Eso se lo dije yo a Chávez una vez”, aseguró.

El técnico, quién tuvo su último paso por el Deportivo Cuenca, consideró que “no supieron entender que había que expresar una posición valiente”, ante la visita de la delegación venezolana a la concentración en España, durante la fecha FIFA. “Si era que venía el embajador del presidente Guaidó pues se recibía, si era que venía un representante de la otra tolda pues se recibe, pero ninguno toca la Vinotinto como marca para sacarle provecho”.

Aires de cambio

El extécnico de Mineros de Guayana y Estudiantes de Mérida en el balompié venezolano, no descartó optar por presidir la FVF, siempre y cuando, sea bajo “una institución seria, con gente que haga respetar la reglamentación”.

“Cuando tuvimos la predisposición de ir a unas elecciones en 2017 intentando cambiar la FVF, nos encontramos con unas elecciones viciadas, usurpadas en lo legitimo”, denunció.

Pese a esto, indicó que el desarrollo del fútbol venezolano en categorías menores como la sub-17 y la sub-20, “es una prueba fehaciente que el talento del futbolista venezolano está a prueba de todo”.  Añadió que la norma de incluir en el 11 titular a un jugador sub-20, impuesta en 2007, fue fundamental para generar roce competitivo del que carecía el futbolista criollo.

América en el horizonte

Ya en el plano deportivo, el doctor Páez, quién aseguró tener conversaciones con clubes de Colombia y México para volver a dirigir, se mostró optimista e indicó que ante Argentina, Venezuela mostró muy buenos síntomas de cara a la Copa América.

“Logramos un partido redondo, que era algo que le faltaba a Dudamel con la absoluta. Sin embargo, este partido me gustó por la manera que se planteó, la presencia de los jugadores. Dieron el resultado que uno espera de una selección”.

En cuanto al debate que existe en el entorno de la Vinotinto sobre quién debe ser el delantero titular para la Copa entre Salomón Rondón y Josef Martínez, Páez bromeó asegurando que pondría “a los dos, saben cuál es mi estilo. No tengo dudas que los dos deben jugar y formar una pareja envidiable de delanteros. Ahora que los tenemos estamos discutiendo para poner a uno”, zanjó entre risas.


Like it? Share with your friends!

Julio César Castellanos
Periodista. Béisbol y fútbol como referencia. Conductor en el programa Panas y Vinotinto. Viviendo en Buenos Aires.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *