Con el 2-0 ante el Atlético de Madrid, el Barcelona necesita sumar diez puntos en siete partidos para conseguir matemáticamente el título de LaLiga, está en la final de Copa del Rey y tiene en la Champions el objetivo para levantar “la copa tan linda”.

La expresión la acuñó Leo Messi, que en su primer discurso como capitán del Barça en sustitución de Andrés Iniesta y en el trofeo Joan Gamper, no tuvo problemas en señalar el objetivo del curso.

Aquel 15 de agosto del año pasado, en los primeros días del curso, Messi recordó: “La temporada pasada todos nos quedamos con la espinita clavada de la Champions, por cómo fue más que nada -el Roma remontó un 4-1 en la vuelta en cuartos de final-, y prometemos que vamos a hacer todo lo posible para que esa copa tan linda y tan deseada vuelva al Camp Nou”.

El próximo miércoles, en Old Trafford y frente al Manchester United, el Barça empezará a saber si este año es posible levantar su sexta Champions, aunque el camino es largo en esta competición, que se encuentra en los cuartos de final.

Además los azulgranas no han ganado nunca en el feudo del United. La última vez que lo visitó (Champions 2007-08), los de Alex Ferguson vencieron por 1-0 con un gol de Paul Scholes. Años después, en una columna firmada en ‘The Independent’, el centrocampista reconocía que le había hecho penalti a Leo Messi. El United, que había empatado en el Camp Nou (0-0), pasó la eliminatoria y ganó después la final.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *