La selección venezolana de fútbol, subcampeona del mundo en la categoría, fue eliminada en el Hexagonal final del Sudamericano sub 20 Chile 2019. ¿Qué pasó para que Venezuela no pudiera ir a Polonia? Lo analizamos en cuatro puntos.

El factor Dudamel en Venezuela

Rafael Dudamel mantuvo un esquema constante en el Sudamericano, prácticamente inamovible: un 4-3-3 que inicialmente dio resultados positivos, pero que nunca se manifestó en generación de oportunidades de gol. Venezuela se valió de las jugadas a balón parado, pero pocas veces por armar acciones en conjunto. Solo algunas individualidades, por ráfagas, pero muy poco en lo colectivo. Además, con la camisa de fuerza del sistema, se sacrificaron jugadores que pudieron aportar más, con mayor libertad -caso Brayan Palmezano- o con mayores oportunidades -el ejemplo de Enrique Peña Zauner-. La toma de decisiones estuvo para el olvido.

Se esperó más de…

El arquero Carlos Olses, el mediocampista Cristian Cásseres Jr., el defensor Miguel Navarro… son los tres ejemplos básicos de jugadores que contaron con oportunidades y las desperdiciaron. En categorías formativas vale sumar en experiencia, pero quedaron en deuda con las ocasiones que tuvieron. No fue el mejor Sudamericano para estos tres jugadores, pero les queda toda una carrera por delante para seguir aprendiendo. Son jóvenes y cuentan con talento.

El tema psicológico

¿Cómo una selección que pasó la primera ronda como primera de su grupo se desinfló con tanta facilidad en el Hexagonal final? Es un misterio. Venezuela mostró un rostro guerrero en la fase grupal, ganando con diez jugadores ante Colombia, remontando un gol tempranero ante Chile y jugándole de tú a tú a la potente Brasil. Pero, tras el empate a uno con Uruguay y la victoria 2-0 ante Brasil, la Vinotinto se desmoronó. ¿Exceso de confianza? ¿Presión ante la particularidad de jugar como locales, con la mayoritaria presencia de público venezolano en las gradas chilenas? Ojalá se consigan respuestas en el futuro.

A destacar…

Venezuela tuvo una columna vertebral corta, pero que dio alegrías en la mayoría de los partidos: Jan Hurtado en el ataque, Samuel Sosa en el mediocampo, Christian Makoun en la defensa. Con la experiencia del Mundial sub 20 de Corea del Sur, los tres dejaron la mejor imagen de la Vinotinto en Chile. No obstante, la falta de un compañero en el frente para Hurtado y su expulsión en el duelo ante Colombia en el Hexagonal lo hundieron; la poca conexión de Sosa con otros mediocampistas y el sufrimiento de Makoun como caudillo indiscutible de la defensa mermó en las fortalezas de cada uno. Son tres futbolistas a seguir en el futuro.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Periodista marabino, aficionado a la historia.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *