El Barcelona sufrió sobremanera en San Mamés para salvar un punto (0-0) ante un fogoso Athletic, resultado que le impide abrir una ventaja que, pese a lo mucho que queda por delante, podría haber sido casi definitiva.

Tras la victoria del sábado del Real Madrid en el derbi en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid (1-3) y esta igualada en Bilbao, el conjunto de Santiago Solari se ha situado a seis puntos y el de Diego Simeone queda tercero a siete.

Plantó cara con sus armas el Athletic Club en San Mamés. Con un despliegue físico enorme en el primer acto que le fue imposible de mantener en el segundo, sin tampoco sufrir en exceso frente al líder.

Lo muestra que el mejor del partido fue el portero Ter Stegen, con dos paradas salvadoras y un vuelo para enmarcar en un cuadro que colgar en su casa, evitando el tanto de Susaeta.


El Barcelona vive un bache. Tres empates consecutivos, dos en Liga que resucitan el pulso por el título. Dos puntos de los seis últimos le obligan a una reacción inmediata. Tendrá una semana entera de descanso para recuperar al mejor Messi.

Mientras tanto, el Real Madrid es el primer equipo que conquista el Wanda Metropolitano en la presente temporada, reforzó su mejor momento del curso, cinco jornadas consecutivas ganando, para superar al Atlético de Madrid en la clasificación, convertirse en la alternativa y situarse a seis puntos del líder.

Fue un derbi de lucha, poderío físico y pegada blanca. Vinicius desequilibra, Casemiro impuso su figura en la medular, Sergio Ramos decisivo en área rival y jugadores como Reguilón premiando el atrevimiento de Santiago Solari. El Real Madrid vuela en un momento decisivo, vivo en las tres competiciones y renacido.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *