Se agigantó la dinastía, creció la leyenda y se inmortalizó el legado. Los Patriots de New England, con un espectacular trabajo defensivo, derrotaron 13-3 a los Rams de Los Ángeles en el Super Bowl LIII y obtuvieron su sexto trofeo Vince Lombardi.

Los ‘pats’ igualaron en el palmarés de la era del Súper Tazón a los Steleers de Pittsburgh. Todos los anillos que ha ganado la franquicia de Massachusetts los ha logrado con la mancuerna de mariscal de campo y entrenador en jefe Tom Brady-Bill Belichick. Y lo volvió a hacer la noche de este domingo 3 de febrero en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

New England abrió el marcador en el segundo cuarto, con un gol de campo del pateador Stephen Gostkowski de 42 yardas. En la primera parte, había fallado un intento de 46.

Al inicio del tercer período, el strong safety de los Patriots, Patrick Chunge, se lesionó y tuvo que retirarse del encuentro con una dolencia en el brazo derecho, el cual le inmovilizaron con un yeso inflable.

Los carneros igualaron el partido por la misma vía en la que los patriotas abrieron el marcador, un gol de campo. El mejor kicker de la liga, Greg Zuerlein, convirtió el field gol que significó el empate desde la yarda 53, el segundo más largo en la historia de los Súper Tazones.

No era el mejor partido de Brady en finales, pero solo necesitó un pase importante para enderezar el rumbo de los patriotas.

En el último cuarto, el capitán de New England pasó el ovoide al ala cerrada Rob Gronwowski, un pase de 29 yardas que puso a la ofensiva de su equipo en la yarda 2 con 7:43 en el reloj. Luego, Sony Michel, con un acarreo, anotó el primer y único touchdown del partido.

Jared Goff, quarterback de los carneros, mostró nervios y le pasó factura su inexperiencia en duelos decisivos. Cuando mejor movía el balón Los Ángeles, Stephon Gilmore le interceptó un pase que iba en dirección de Brandin Cooks.

Con 1:16 en el reloj, New England sentenció el juego en cuarta oportunidad. Gostkowski volvió a patear un gol de campo, esta vez de 41 yardas, para poner el partido 13-3.

Quedaban cinco segundos en el rejoj antes de finalizar el partido. Zuerlein trató de descontar con un gol de campo, pero lo falló de forma grotesca, con un disparo alejado de los postes. Era imposible remontar y la presión hizo efecto.

El duelo 53 del Super Bowl fue un partido de defensivas, una guerra entre las trincheras. Fue la final de la NFL con menos puntos combinados (16) de la historia. Curiosamente, fue el partido por el título de New England con mayor diferencia de puntos, 10.

Es la segunda vez que los Rams pierden un Super Bowl ante los Patriots, tras la edición del 2000.

Tom Brady se convirtió en el mariscal de campo de más edad (41 años y 184 días) en ganar un Súper Tazón. Lleva seis y quiere jugar cuatro temporadas más.

Brady finalizó con una intercepción, 21 pases completos tras 35 intentos, no tuvo anotaciones, pero logró 262 yardas aéreas.

Goff, mariscal de Los Ángeles, tuvo 229 yardas por pase, una intercepción y completó 19 de 38 intentos de pase.

Los más destacados del partido fueron Julian Edelman y Sony Michel a la ofensiva. Edelman, con 10 recepciones, recorrió 141 yardas. Michel, por tierra, anotó el touchdown y corrió 94 yardas. A la defensiva, Dont’a Hightower capturó dos veces a Goff.

El receptor Edelman, precisamente, fue elegido como el Jugador Más Valioso del Super Bowl.

Con seis anillos, la dinastía de los Patriotas de Nueva Inglaterra confirmó, una vez más, que Tom Brady es el mejor mariscal de campo de todos los tiempos, misma calificación para Bill Belichick como head coach. Tras vencer a los Rams, un nuevo reto se avecina para los ‘pats’: ser los más ganadores del Super Bowl.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *