Una intercepción que terminó en touchdown, el primer pase de anotación de una leyenda y dos goles de campo de uno de los mejores kickers de todos los tiempos. La dinastía de los Patriots de New England empezó con cuatro jugadas trascendentales y ante los Rams en el Super Bowl XXXVI, el 3 de febrero del 2002.

El mismo día pero 17 años después, ambas franquicias se medirán en el Súper Tazón LIII en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

Pero retrocediendo al 2002, el Louisiana Superdome de New Orleans recibió a los favoritos Carneros de San Luis, ahora residenciados en Los Ángeles, quienes ganaron en el 2000 el Super Bowl XXXIV 23-16 ante los Titans de Tennessee con el quarterback y Jugador Más Valioso del duelo por el título, Kurt Warner.

Warner y los dirigidos en ese momento por Mike Martz se enfrentaban a unos sorprendentes Patriotas, encabezados por el head coach Bill Belichick, un entrenador en jefe que solo llevaba dos años en la franquicia y que llegó a New England tras dirigir a los Browns de Cleveland de 1991 a 1995 sin pena ni gloria.

El mariscal de campo de la franquicia de Boston era un muchacho de 24 años llamado Tom Brady. Había sido reclutado en la sexta ronda del draft en el 2000 y desde 2001 fue titular con el equipo. Y la dinastía había empezado.

Fue de 11-5 la marca en la temporada regular para los Patriots, que llegaban al Super Bowl XXXVI con poco favoritismo por la experiencia reciente de los Rams de Warner y Martz en el gran tazón del 2000.

Kurt Warner, mariscal de los Rams en el Super Bowl XXXVI
El partido

El kicker de los Rams, Jeff Wilkins, anotó un gol de campo de 50 yardas en el primer cuarto, con 3:10 en el reloj, poco antes de la pausa de los dos minutos. La defensa de los Carneros propinó a los Patriots el único cero de la noche en ese primer período. Luego, despertaron los Patriotas.

En el segundo cuarto, New England anotó sus dos touchdowns de la noche. El primero fue obra del defensive back Ty Law, quien interceptó un pase y corrió 47 yardas hasta la zona de anotación. Más tarde, con solamente 31 segundos en el reloj, Brady daría su primer pase de anotación, en conexión de ocho yardas con David Pattern.

En el tercer cuarto, Patriots amplió su ventaja con un gol de campo de 37 yardas de Adam Vinatieri, los únicos puntos del tercer lapso.

Llegó el último cuarto y Warner trató de vestirse de MVP, como lo hizo en el 2000. Primero, descontó con un touchdown por tierra con acarreo de dos yardas. Con 1:31 en el reloj, tras la pause de los dos minutos, Warner dio un pase de 26 yardas a Ricky Proehl. Con el punto extra de Wilkins, el marcador se puso 17-17 y todo parecía listo para la prórroga.

El milagro de Vinatieri

Con poco margen en el reloj, New England alcanzó la 52. A 48 yardas de los postes, Vinatieri, hoy en día reconocido como uno de los mejores pateadores de todos los tiempos, anotaría un milagroso gol de campo, que llenó de júbilo a los Patriots para el marcador final 20-17 y dio inicio a uno de los legados más grandes en la historia del fútbol americano profesional.

 

Vinatieri, tras anotar el decisivo gol de campo.

El lunes 28 de enero de 2019 durante el Media Day del Super Bowl LIII, Brady recordó el momento en el que ganó su primer anillo.

“Lo más importante que recuerdo del Super Bowl XXXVI es ver el balón pasando encima de los postes y nosotros ganando».

Tom Brady

Un joven Brady feliz tras ganar su primer anillo

Después del Super Bowl XXXVI, los Rams, que hoy representan a Los Ángeles, siguen con un anillo de campeón. Brady, Belichick y los Patriots ya tienen cinco Super Bowls y van por el sexto este domingo para igualar a los Steelers de Pittsburgh. ¿Habrá venganza por parte de los Carneros o la dinastía de New England se agigantará?

 


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *