Si los Steelers de Pittsburgh quieren volver a aspirar a un anillo de la NFL, lo mejor que podrían hacer en la temporada muerte del fútbol americano sería mantener a sus filas al quarterback Ben Roethlisberger y al talentoso pero polémico receptor Antonio Brown.

Y es que, entre las certezas y dudas de la franquicia, ambos nombre son protagonistas.

Este jueves 24 de enero se conoció que los Acereros ya están en negociaciones con su mariscal de campo titular de 36 años. Lo confirmó el presidente de la franquicia, Art Rooney II.

“Ya comenzamos a hablar con él y con su represente sobre extender ese contrato. Ben tiene aún buenos años por darnos. Diría que está cerca de llegar al mejor momento de su carrera”, dijo Rooney en una teleconferencia con miembros de la ‘Steelers Nation Unite’, reportó Espn.

Sobre la edad de Roethilsberger, a quien le queda un año en su vigente contrato, el primer directivo de Pittsburgh explicó: “Ahora que vemos a quarterbacks en la liga que juegan con más de 40 años, no estoy seguro de que haya una razón por la que Ben no pueda jugar por varios años más. Es algo que nos emociona”.

En 2018, el “Big Ben” acumuló 34 touchdowns, 5.129 yardas por aire y 16 intercepciones.

El dilema Brown

Con Antonio Brown, quien durante toda la campaña ha demostrado su deseo de cambiar de camiseta, los Steelers tienen la duda de darle la oportunidad de seguir en el equipo. Hay síntomas de querer una reconciliación entre las partes, pero fuentes de NFL indicaron que también se deberían a que la gerencia no ha recibido ofertas jugosas por el receptor.

“Hay muchos factores que debemos tener en cuenta al respecto (sobre la reconciliación con Brown”, comentó Rooney, a través del ‘Pittsburgh Tribune-Review’. “Tendríamos que sentarnos con Antonio y entender dónde está y asegurarnos de que sepa dónde estamos. Hay mucho trabajo que hacer antes de que nos demos cuenta”.

Esa declaración llegó dos semanas después que el presidente de los Steelers dijera que veía difícil que el wide receiver siguiera otro año con el equipo.

Brown contribuyó a la labor de los Acereros con 104 recepciones, 1.297 yardas y 15 anotaciones.

Los Steelers son los máximos ganadores del Super Bowl con seis anillos, uno más que los Patriots de New England. Dos de esos anillos, Pittsburgh los ganó gracias al brazo del “Big Ben”, que hace una gran mancuerna con Antonio Brown. Una dupla que puede aspirar a muchas cosas, pero dependerá de las negociaciones y de que el receptor no quiera cambiar la piel de hierro, la única que ha usado desde que debutó en 2010 en la NFL.


Like it? Share with your friends!

Guy Acurero

Reportero multimedia de deportes en Diario Panorama y redactor de NFL en Hispanic Sports Media

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *