Campeona en el Mundial de Brasil 2014, se esperaba que Alemania instaurara una hegemonía en el fútbol con un triunfo en Rusia 2018. Nada más lejos: terminó eliminada en primera ronda y, de paso, descendió en la flamante Uefa Nations League.

Joachim Löw no encontró cómo armar un recambio generacional, unido a problemas como los ocurridos con Mesut Özil, que decidió renunciar por un escándalo de racismo.

El combinado teutón avanzó al Mundial de Rusia como primero del grupo C con 30 puntos, producto de diez victorias, sin empates ni derrotas, con 43 goles a favor y cuatro en contra.

La Maquinaria lucía terrible… hasta que llegó a Rusia.

El fracaso de Alemania en Rusia 2018

En el grupo F no pasó de la derrota 1-0 con México en el debut, la victoria 2-1 ante Suecia y la eliminación al caer 2-0 con Corea del Sur.

Alemania finalizó en el último lugar de la zona, con tres puntos. Suecia y México avanzaron a los octavos de final.

Se pensó en el despido de Löw, pero la Federación Alemana de Fútbol ratificó su confianza.

Dormidos también en la Uefa Nations League

Con la Uefa Nations League en disputa, todo lucía para que los teutones pudieran levantarse del desastre.

El empate sin goles contra Francia, la caída 3-0 ante Holanda y luego 2-1 contra Francia, para cerrar con el 2-2 ante Holanda, la Mannschaft descendió a la B.


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Maracaibo, Venezuela (1984). Experiodista de @diariopanorama, excolaborador de @mundodeportivo, votante de Venezuela para el premio The Best - Fifa. Administrador de http://desdemiarqueria.blogspot.com/ y http://lahistoria200.blogspot.com/

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *