La temporada 2017-2018 de la NBA quedó marcada, entre tantas cuestiones, por la explosión de una gran camada de rookies. De hecho, los finalistas para el mejor al mejor de la temporada (Ben Simmons, Donovan Mitchell y Jayson Tatum) terminaron el año liderando a sus equipos en los playoffs. Ahora bien, es hora de pasar página y ver cómo se está moviendo ese grupo de jugadores en su segunda campaña en la liga. A continuación, una mirada a los mejores rendimientos entre los de segundo año o sophomores (es un término utilizado en los Estados Unidos para describir a un estudiante en el segundo año de estudio) durante la primera parte de la 2018-2019:

 

1. De’Aaron Fox, Sacramento Kings

sophomores

Probablemente el mejor sophomores de este primer tramo de la temporada. Fox está demostrando esas excelentes condiciones con las que llegó a la NBA y que en su primer año apenas pudo mostrar con destellos. Lo sorprendente es que, aún con 20 años, muestra un salto enorme en su madurez, lectura y paciencia para la conducción en un puesto complicado para los jóvenes.

Fox está brillando dentro de unos Kings que siguen sorprendiendo a todos y es la mejor expresión del estilo que impone el equipo, con un ritmo de juego altísimo, veloz, agresivo y de muchas posesiones. Y una de las mejores cosas es que esa ejecución rápida está lejos de dañar su eficacia, sino todo lo contrario, ya que el salto en porcentaje de campo es notorio (de 41,2% a 47,6%), al igual que en triple (del 30,7% intentando 2,1 por duelo; a un 41,5% con 3,2 intentos).

En estos 26 partidos, Fox completó cinco doble-dobles y su primer triple-doble en la NBA, que incluso llegó con la máxima anotación de su carrera (31 puntos, además de 10 rebotes y 15 asistencias). Acumula 7 encuentros con doble dígito en asistencias, casi el doble que en toda su temporada debut (4). Y su 7,5 en media de pases gol lo tiene 10° en toda la NBA. Bienvenida la explosión de uno de los talentos más interesantes de la NBA por sus recursos, técnica y elegancia.

 

2. Kyle Kuzma, Los Angeles Lakers

sophomores

Está claro que LeBron James necesita que los más jóvenes de los Lakers den un salto de calidad para crecer como equipo y aspirar a cosas importantes. Tan claro como que Kuzma es quien está dando el mayor salto entre los chicos que rodean al Rey.

Sí, es cierto que la defensa se mantiene como un lunar en su juego (aunque ahora con un poco más de esfuerzo en ese costado de la cancha), pero el talento y voracidad ofensiva siempre estuvieron sobre la mesa y los está explotando para complementarse con James. De hecho, sus últimas presentaciones fueron sensacionales: acumula cinco partidos seguidos arriba de los 20 puntos, seguidilla en la que promedia 25 tantos (52,7% de campo), 8,2 rebotes y 3,4 asistencias en 36 minutos. Lo más importante es que los Lakers ganaron cuatro de esos encuentros. Kuz parece un gran ladero para LeBron, y eso se festeja en California.

 

3. John Collins, Atlanta Hawks

sophomores

Se perdió los primeros 15 partidos de la temporada mientras se recuperaba de una lesión en un tobillo, pero vaya si regresó en gran nivel. Es cierto que Atlanta está entre los de abajo y que las victorias costarán, pero el ala pivote dejó en claro que tiene todo para ser uno de los pilares de la reconstrucción de la franquicia.

Gran capacidad física y atlética, muy bueno para caer en el pick and roll y explotar el juego en parejas, inteligente para ocupar espacios y con su arsenal ofensivo expandiéndose cada día más. Collins se está adaptando al grande moderno y demuestra que puede tomar y anotar su lanzamiento exterior con regularidad: está intentando 2,5 triples por juego, y en el sus últimos dos encuentros metió un combinado de 5 sobre 10 intentos.

Los últimos cuatro partidos del joven de 21 años son, simplemente, espectaculares: 24,8 puntos (66,7% campo), 12 rebotes y 2 asistencias en 31,9 minutos, con un doble-doble en cada uno de ellos. Y si consideramos que se trata, en definitiva, de su regreso progresivo tras una inactividad importante, no queda más que pensar que lo mejor todavía está por venir.

 

4. Jarrett Allen, Brooklyn Nets

sophomores

El pivote de los Nets asumió la titularidad y dejó en claro que es una parte valiosa del futuro de una franquicia que intenta despegar a partir de sus valores jóvenes. Todavía está aprendiendo y adaptándose a una competencia que no perdona en su posición, pero se ha plantado de buena manera ante los mejores jugadores grandes de la competencia, mostrando una interesante capacidad defensiva (y hasta metió tapas para el recuerdo). Además, de a poco se va soltando en ataque, siendo un gran finalizador y animándose lentamente a utilizar su tiro exterior (algo en progreso). Quizás no tendrá el peso individual de otros, pero Allen puede establecerse como un sólido jugador en la NBA.

 

5. Ben Simmons, Philadelphia 76ers

sophomores

Para el australiano de los Sixers se trata, desde hace unas semanas, de entender cómo convivir con otra figura, ya que Jimmy Butler llegó para sumarse a la dupla que formaba con Joel Embiid y, sobre todo, para transformar a un buen equipo en un candidato. Sus números en esta tempora siendo uno de los sophomores, por ahora, son similares (15,8 puntos, 54,5% campo, 8,1 rebotes y 8,2 asistencias en la 17-18; 15,4 tantos, 57,7% campo, 9 rebotes y 7,9 asistencias en la 18-19). Lo que llama la atención es que sigue sin desarrollar su lanzamiento exterior (de hecho, no intentó triples en este curso).

 

6. Donovan Mitchell, Utah Jazz

sophomores

Pasó por algunos problemas físicos menores y también se encontró con la realidad de ser el foco central de las defensas rivales, que tratan de llevarlo a situaciones incómodas y de sacarlo de su zona de confort. En la última postemporada se mostró como una estrella para Utah (24,4 puntos, 5,9 rebotes y 4,2 asistencias), números más altos que los actuales (20,8 tantos, 3 rebotesy 3,3 asistencias). ¿Un paso atrás? Para nada. A los 22 años, y apenas siendo uno de los sophomores tiene todo para brillar.

 

7. Jason Tatum, Boston Celtics

sophomores

Para ser otro de los sophomores, parece lejos del de los últimos playoffs (18,5 tantos, 4,4 rebotes y 2,7 asistencias), pero el contexto es completamente diferente, ya que los Celtics ahora tienen a Kyrie Irving y Gordon Hayward recuperados y asumiendo las responsabilidades principales. Jayson, de todas maneras, tiene la inteligencia necesaria para entender sus momentos, y su calidad se nota igual: promedia 16,6 tantos, 47% campo, 6,3 rebotes y 1,9 asistencias.

 

8. Monte Morris, Denver Nuggets

sophomores

Base de 23 años, Morris es un claro ejemplo de cómo aprovechar oportunidades y del valor de la G-League para las franquicias. Los Nuggets lo tuvieron bajo un contrato dual durante la 2017-2018 y apenas disputó tres encuentros con el equipo principal, ya que pasó casi toda la campaña en la Liga de Desarrollo. Allí mejoró su juego, ganó experiencia y rodaje y se transformó en otro jugador. Se ganó un contrato tradicional con Denver siendo ahora uno de los sophomores y se convirtió en una pieza vital de uno de los mejores bancos de suplentes de la NBA, e incluso comparte muchos momentos con los titulares, permitiendo que Jamal Murray se corra como escolta.

Promedia 9,7 puntos (47,3% campo), 2,7 rebotes y 4 asistencias en 24,3 minutos. Si lo proyectamos a registros cada 36 minutos, hablamos de 14,3 tantos, 3,9 recobres y 5,9 pases gol. Además, es el líder de la NBA en el ratio asistencias-pérdidas (5,7) entre los que juegan al menos su cantidad de minutos. Impecables números que avalan el gran rendimiento de alguien que poco a poco se transforma en una pieza determinante en la rotación de uno de los mejores equipos de la temporada.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *