No todos los grandes jugadores se ponen en marcha con el pitido inicial. El grueso de una franquicia suele partir como titular, pero algunas de sus claves pueden residir en el banquillo, con los suplentes. Esta temporada el banquillo está siendo un ecosistema propio. Aquí los mejores suplentes en la NBA 2018-2019:

 

1. Derrick Rose, Minnesota Timberwolves

suplentes

Hace siete años nadie hubiera imaginado ver a este jugador en esta lista, pero todos conocemos demasiado bien la historia. Precisamente por eso, por ser testigos presenciales del descenso a los infiernos del base, perseguido constantemente por una pesadilla en forma de lesiones y confianza perdida, sonreímos ante este renacer y soñamos con su perdurabilidad en el tiempo. Rose está disputando su mejor temporada desde su año MVP: 19.5 puntos de promedio con un 49.2% en tiros de campo y un probablemente insostenible 49.7% en triples. También está registrando su marca más alta en asistencias (4.6 por partido) desde su último año en Chicago, pero lo más importante no son los números, sino las sensaciones: Rose se ha echado el equipo al espalda en muchos partidos, como esa maravillosa noche de los 50 puntos, y una vez sin Butler en el equipo y dada la intermitencia de Wiggins, está siendo la gran referencia exterior de los Timberwolves en estos dos primeros meses de temporada.

 

2. Marcus Morris, Boston Celtics

suplentes

El otro considerado como el peor de los hermanos Morris está siendo uno de los pocos brotes verdes en el inmenso mar de dudas de Massachusetts. El mayor problema que está teniendo Boston en este principio de temporada es la consistencia en el lanzamiento: es el tercer equipo con peor porcentaje de tiro (43.7%) y el décimo peor desde el triple (34.4%). Morris, sin embargo, está cumpliendo desde su papel de jugador de rol: con un promedio de 13.6 puntos es el tercer máximo anotador de la plantilla, solo por detrás de Irving y Tatum. Y sus porcentajes de tiro suben algo la media del equipo: registra el mejor porcentaje de la plantilla tanto en tiros de tres como en tiros de campo (exceptuando a Daniel Theis ). La versatilidad que ofrece, unida a su dureza en el juego y a su facilidad para resolver y desatascar ataques, hacen de Marcus Morris un complemento perfecto para un aspirante al anillo como estos Celtics; y sus prestaciones en los dos primeros meses de competición le están convirtiendo en una pieza clave de la franquicia.

 

3. Julius Randle, New Orleans Pelicans

suplentes

El cambio de aires le ha sentado de maravilla al ex de los Lakers: ejerciendo como tercer hombre en la pintura de Nueva Orleans (solo ha salido como titular en los cuatro partidos que Anthony Davis no ha disputado), Randle está registrando sus máximos de carrera en puntos (18.1) y rebotes (9 por partido). Pese a las dudas que genera en defensa, su asignatura todavía pendiente (tiene un defensive rating de 114.1), está comprendiendo su papel ofensivo a la perfección; además de su habilidad para sumar puntos, más potenciada que nunca esta temporada, ejerce de generador interior con solvencia (3 asistencias de promedio). Los Pelicans aún tienen que encontrar una manera de lidiar con la ausencia de su estrella (han perdido los cuatro partidos en los que Davis no ha participado), pero Randle está demostrando ser tanto uno de los mejores suplentes de la liga como uno de los fichajes más acertados del pasado periodo estival.

 

4. Spencer Dinwiddie, Brooklyn Nets

suplentes

El de los Nets se descolgó el cartel de “sorpresa” la temporada pasada, en la que fue aspirante al premio de jugador más mejorado del año, y en este curso 2018/19 está repitiendo como uno de los hombres más fiables de su equipo. Pese a las posibilidades que ofrece su asociación en pista con D’Angelo Russell, Dinwiddie ha salido como uno de los suplentes en todos los partidos esta temporada y está registrando unos promedios de 15.1 puntos y 5.0 asistencias. El hecho de que salga desde el banquillo no es sintomático de la importancia que tiene en la franquicia: está disputando prácticamente los mismos minutos que Russell, el base titular, y es solvente a la hora de dirigir al equipo (2.44 de ratio asistencias/pérdidas, después de ser segundo en este aspecto la última temporada con 4.09).

5. Domantas Sabonis, Indiana Pacers

suplentes

En su temporada rookie dejó flashes de un potencial aún por aquel entonces escondido en su mayor parte; el sistema del equipo requería que Sabonis abriera la pista y se alejara de la pintura, zona que ahora en Indiana se ha revelado como su hábitat natural. Está promediando los mejores números de su aún corta carrera -14.4 puntos y 9.7 rebotes por noche- y ha demostrado ser capaz de encajar en pista con los otros dos interiores más utilizados por Nate McMillan (Myles Turner y Thaddeus Young). Sus 3 asistencias por partido demuestran sus aptitudes como generador en la pintura y su influencia defensiva atrás, más por IQ que por cualidades físicas, está fuera de toda duda: es el noveno mejor jugador de la liga con mejor defensive rating (99.9), siendo la tercera mejor marca entre los suplentes. Y todo esto con unos porcentajes de escándalo, tanto en tiros de campo (69.3%) como en triples (80%).


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *