Dos técnicos que han soportado todo tipo de críticas, pero uno está más protegido que el otro. Ernesto Valverde, con Liga y Copa del Rey en su haber, se encuentra en mejor posición que el sentenciado Julen Lopetegui, falto de resultados. El duelo de mañana entre Barcelona y Real Madrid marcará la redención o la condena para los hombres del banquillo.

¿Qué pasa con Valverde?

A Valverde se le critica la utilización de las piezas en el equipo líder del campeonato español, con 18 unidades.

Jugadores que llegaron, como Malcom y Arturo Vidal, son apenas tomados en cuenta por el estratega. Ousmane Dembelé pasó del ostracismo al estrellato para volver a la oscuridad. Sergi Roberto, con menos oportunidades que en el pasado.

Pero le favorecen los resultados, la mayoría de ellos alcanzados gracias a la magia de Lionel Messi, ausente del duelo de mañana por una fractura de codo.

¿Podrá Valverde conseguir el once que haga olvidar que Messi no está? La victoria 2-0 sobre el Inter de Milán, el pasado miércoles en la Champions League, fue la primera prueba.

“Siempre tratamos de jugar como equipo. Tenemos un estilo reconocido y reconocible, pero Messi nos da una brillantez que cuando no está debemos buscar de otra manera. A veces nos desatasca partidos difíciles de desatascar. Queremos contar con él cuanto antes, sin duda”, recalcó el timonel blaugrana.

Lopetegui, siempre en la mira

El caso de Lopetegui es mucho más grave. Su caótica llegada no ayudo a calmar un ambiente ya crispado con las salidas de Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, héroes en la consecución del tricampeonato europeo. A dos días de iniciar el Mundial de Rusia con España fue anunciado por el Madrid como sucesor del francés: la Federación lo cesó, debido al ruido generado.

Desde entonces, no da pie con bola el Real Madrid, hoy séptimo en el torneo con 14 puntos.

El equipo merengue rompió, el pasado martes, una racha de cinco partidos sin conseguir un triunfo, con cuatro caídas y un empate entre Liga y Champions. Vencer al  modesto Viktoria Plzen por 2-1 significó una ligera carga de oxígeno para Lopetegui.

“Debemos quedarnos con lo positivo. Hemos dado un paso adelante y queremos seguir creciendo. El partido del domingo es precioso, nos ilusiona y nos motiva muchísimo”, apuntó el estratega.

Butragueño pide calma

“En este tipo de situaciones es importante guardar la calma y estar unidos”, afirmó Emilio Butragueño, director de Relaciones institucionales del Madrid. No obstante, “El Buitre” reconoció que los pitos en el Santiago Bernabéu tras la ganancia en Champions son síntoma del mal estado del equipo. “Siempre respetamos mucho al público, pero es verdad que en momentos delicados necesitamos de su apoyo. Hay que cambiar esta situación”.

Lopetegui parece ser el menos culpable de un equipo que perdió a un goleador como Cristiano y recibió, como refuerzo, a jugadores de poca talla como Mariano, al jovencísimo Vinicius y al gran portero Thibaut Courtois… para suplir a un arquerazo como Keylor Navas.

La lista de los nombres para suceder a Lopetegui es corta. En el mercado son pocos los que están disponibles en este momento, pero suenan  Antonio Conte, Santiago Solari, José María Gutiérrez “Guti” y Arsene Wenger.

¿Podrá mantenerse el vasco en el banquillo merengue? ¿Lo salvará un milagro?


Like it? Share with your friends!

Kiko Perozo

Periodista marabino, aficionado a la historia.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *