Comenzó la temporada 2018/19 en la NBA, donde muchas de las estrellas que componen la liga cambiaron de aires durante el periodo vacacional, y en el calendario teníamos marcado su debut con una nueva franquicia. Los casos más sonados: LeBron James, DeMar DeRozan, Kawhi Leonard, Carmelo Anthony o Tony Parker (DeMarcus Cousins aún no ha debutado con Golden State Warriors). Jugadores All-Star que comenzarán una nueva aventura nos darán de qué hablar durante el primer tramo de la temporada. Han sido los movimientos más mediáticos hasta el momento, reforzando una conferencia Oeste que estará más disputada que nunca, y dejando un horizonte en el Este, donde la lucha por suceder el trono vacío de LeBron James será muy vibrante. Como factor común encontramos que hace falta un periodo de adaptación, lógico por otra parte, para confeccionar un bloque con mayor química y entendimiento sobre la cancha. No les falta liderazgo ni talento para rendir en sus nuevas franquicias, pero es evidente que es el comienzo de temporada y sacar conclusiones es una decisión muy precipitada.

 

nuevas

 

LeBron James – Los Ángeles Lakers (0-3)

Sin duda, la actuación más esperada por los aficionados a la NBA. LeBron debutaba con Los Ángeles Lakers el 18 de octubre en el Moda Center de Portland. Todos los ojos estaban puestos en aquel partido, donde empezaría a carburar el nuevo equipo de LeBron y cuyo debut fue el segundo mejor de la historia de la franquicia tras ser fichado, por detrás de Kareem Abdul- Jabbar (27 puntos y 20 rebotes). Pese a la derrota por 128-119, las sensaciones y conclusiones que sacamos sobre el nuevo líder de los Lakers son muy positivas. El ex de Cavs terminó el encuentro con 26 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 1 robo en 36 minutos.

En la derrota del último partido frente a Houston Rockets (124-115), LeBron tuvo unos números similares (24 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 1 tapón en 39 minutos). Destaca negativamente la defensa de su equipo, y la falta de química sobre la cancha que tiene James con sus compañeros.

El tercer choque que llevó a la prórroga, con triple a falta de 2 segundos para empatar ante San Antonio Spurs, LeBron llegó a los 32 puntos, 8 rebotes y 14 asistencias en 43 minutos. Dos tiros libres errados por el propio James al final del tiempo extra impidió que los angelinos pudieran sumar su primera victoria

Pese a que sea considerado como el mejor jugador de la NBA a día de hoy, LeBron James tiene tareas por hacer en los Lakers. Sus estadísticas individuales le avalan como líder del equipo, pero debe adaptarse al roster para que el juego ofensivo sea más dinámico. Como nota negativa, destacar que lleva 3/19 en triples en lo que llevamos de Regular Season. La falta de entendimiento y precipitación en ataque ha llevado a los de Luke Walton a tener unas pésimas estadísticas en el tiro de 3, en el que ha aportado a dicha estadística. La fluidez con la que juegan con James y Rondo en pista les permite ser uno de los mejores equipos en ataque (117 puntos de media en ataque), pero son uno de los peores en el otro lado de la cancha (126 puntos de media en defensa).

Buenas sensaciones del debut de LeBron James en su nueva franquicia, pese a las tres derrotas y que aún le quede mucho trabajo por delante para subir el escalón de competitividad en una complicada conferencia Oeste.

 

DeMar DeRozan – San Antonio Spurs (2-1)

Personalmente, el fichaje más rentable de las estrellas de la NBA para la presente temporada (tras la de LeBron a Lakers). Tras el culebrón formado con Kawhi Leonard, los Spurs necesitan un lavado de imagen, que pasa por la adquisición de un referente de la franquicia, y la aportación de Demar DeRozan es óptima para los texanos. Con 28 puntos por partido en sus dos primeros partidos, lleva el ataque de los Spurs un escalón más arriba.

Además de su indudable aportación ofensiva, se va notando la mano de su head coach, Gregg Popovich. DeRozan progresará en su juego ofensivo, repartiendo 4 y 9 asistencias en sus dos primeros partidos, respectivamente. Desatasca los encuentros lentos y con defensas correosas, y ya no sólo atacando el aro y tirando de media distancia, sino generando juego para sus compañeros.

La química con LaMarcus Aldridge y el entendimiento con Bryn Forbes le permite aclimatarse antes a su nueva franquicia, donde deberá mejorar defensivamente, tarea para Popovich.

Dos victorias, ante Minnesota Timberwolves y Los Ángeles Lakers derrota frente a Portland Trail Blazers son las estadísticas de los Spurs de DeRozan, dejando mejores sensaciones de las que se esperaban de una franquicia que ha sufrido el final de una era y un revuelo mediático con su anterior estrella.

 

Kawhi Leonard – Toronto Raptors (4-0)

El regreso de Kawhi Leonard iba a dar mucho de lo que hablar. Y menuda manera de regresar a las canchas 9 meses después. Con 27.5 puntos de media en los dos primeros partidos, y descansando en el tercero. Yéndose de una manera algo polémica de la conferencia Oeste, Kawhi aterriza en uno de los contenders del Este, que vieron en Kawhi la oportunidad de dar un giro y última oportunidad al proyecto que les lleve a las Finales de la NBA.

Kawhi Leonard es un jugador más completo que DeRozan, ya que es uno de los mejores defensores de la liga (jugador defensivo del año 2015), y nunca ha bajado la intensidad, hasta que la aparatosa lesión durante los PlayOffs frente a los Golden State Warriors.

El alero de los Toronto Raptors ha aportado equilibrio a la franquicia, progresando en ambos lados de la cancha a nivel individual y colectivo, mantiene el camino para recuperar la mejor versión que vimos en los Spurs campeones de la NBA.

Con 4 victorias en 4 partidos de los Raptors (ante Cavs, Celtics, Wizards y Hornets), dando una muy buena imagen en pista y ganando a sus rivales directos por conquistar la conferencia Este, son un buen punto de partida para los nuevos Toronto Raptors de Kawhi Leonard.

 

Carmelo Anthony – Houston Rockets (1-2)

Melo comenzó su andadura como hombre principal de la segunda unidad de los Houston Rockets. Es la primera vez en su carrera que adopta un rol saliendo desde el banquillo, pero está dispuesto a hacerlo para ofrecer alternativas al juego de los de Mike D’Antoni.

En el primer partido de Carmelo Anthony con su nueva franquicia, aportó 9 puntos, 4 rebotes y 1 tapón en 27 minutos de juego, dando señas de que le falta entenderse mejor con la segunda unidad sobre la pista y mejoras, como siempre se ha recriminado al ex de Oklahoma City Thunder, en el apartado defensivo. En el segundo encuentro mejoró su aportación en la pintura frente a Lakers, anotando 7 puntos y capturando 10 rebotes, complementado por 1 asistencia y 1 tapón en 29 minutos. En la última derrota frente a los Clippers, Melo anotó 9 puntos y capturó 6 rebotes en 27 minutos, manteniendo la media de aportación a los texanos.

Se espera una mayor aportación en el apartado ofensivo, y entrar en la dinámica defensiva que caracterizó a los Rockets la pasada campaña. Pese a ello, se puede catalogar como un inicio aceptable en unos Rockets que no han dado una buena imagen en el comienzo de temporada, más allá de la producción ofensiva de Paul & Harden.

La derrota ante unos New Orleans Pelicans que están siendo de los equipos que más está sorprendiendo en el arranque de la temporada, más la trabajada victoria ante Los Ángeles Lakers, dan muestra de que necesitan seguir progresando y recuperando la identidad que les llevó a lo más alto la pasada Regular Season. Carmelo Anthony tiene aún mucho trabajo por delante.

 

Tony Parker – Charlotte Hornets (2-2)

Que raro se nos seguirá haciendo ver a la leyenda francesa, Tony Parker, con una camiseta que no sea la de los San Antonio Spurs. El objetivo de Tony Parker es darle minutos de descanso a la estrella de la franquicia, Kemba Walker. En total ha disputado una media de 15 minutos por partido, donde ha aportado 3.5 puntos y 4 asistencias por encuentro. Una buena media de asistencias por choque para los minutos en los que está en cancha. La experiencia y liderazgo que proporciona Parker es un grado que equilibra una segunda unidad necesitada de un base de su perfil.

En cuanto a estadísticas Parker aporta lo justo a los de James Borrego, pero el trabajo sucio y la madurez que aporta en los minutos de descanso de los titulares le permiten ser un hombre de rotación muy interesante para intentar ser uno de los equipos más correosos de la conferencia Este.

Tras tres partidos, el balance de 2 victorias (ante Orlando Magic y Miami Heat) y 2 derrotas, ante los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo, y ante los invictos Toronto Raptors de Kawhi Leonard, es un buen registro para un equipo que espera poder dar más de una sorpresa y dosificando a Kemba Walker, donde Tony Parker tiene un papel trascendental.


Like it? Share with your friends!

Sebastián Villalobos
Futuro periodista venezolano, amante de los deportes - @sebastian0209 en Twitter y en IG @sebastianvu02

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *